VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Mentiras y Gordas
Escrito por Error Humano   
Jueves, 02 de Abril de 2009


Valoración espectadores: 2.50

Mentiras y Gordas (Alfonso Albacete, David Menkes, 2009)

Valoración de VaDeCine.es: 2

ImageTítulo original: Mentiras y Gordas
Nacionalidad: España
Año: 2009 Duración: 107 min.
Dirección: Alfonso Albacete, David Menkes
Guión: Alfonso Albacete, David Menkes, Ángeles González-Sinde
Fotografía: Alfredo F. Mayo
Música: VV.AA.
Intérpretes: Mario Casas (Toni), Yon González (Nico), Ana María Polvorosa (Marina), Ana de Armas (Carola), Hugo Silva (Carlos), Maxi Iglesias (Pablo), Miriam Giovanella (Paz), Alejo Sauras (Bubu), Marieta Orozco (Sonia), Duna Jové (Leo)

Trailer


Algo desolador está sucediendo con la juventud española. No me refiero al problema aquí tratado de las drogas y la fiesta, que eso siempre ha existido, sino a la imbecilidad creciente que se infiere al comprobar que una película como Mentiras y Gordas abarrota una sala de cine. Sin embargo, eso era desgraciadamente previsible, toda vez que Albacete y Menkes salvaguardaron el botín contratando a los principales jóvenes televisivos de moda. Lo terrible del asunto es el comportamiento del público –que incluía gente de cierta edad, ojo- durante la proyección: grititos, aplausos y estúpidos comentarios cada vez que uno de los chicos enseñaba el torso o el culo. Esta inmadurez afectó principalmente a las mujeres e implica una lectura desesperanzadora y negativa: nuestro enfoque de la igualdad de género se está encaminando a imitar los peores comportamientos típicamente masculinos. De vergüenza ajena.


Image
Mario Casas y Ana María deben poner pies en Polvorosa

Hecha esta reflexión, cuya realización no es mérito del vacío film, podemos concluir que Albacete y Menkes únicamente buscan el escándalo facilón, el de pega, ése que hace crecer la recaudación pero no profundiza en lo expuesto. La dupla de realizadores desnuda, cual trozos de carne, a los teen idols del momento y… eso es todo. Creo que no me dejo nada. Porque del supuesto retrato juvenil de la sociedad española, ni rastro. El burdo intento de ‘película generacional’ resulta irrisorio. De hecho, el uso de esta etiqueta no es justificable en ningún modo, pues todo en ella es absolutamente suave. ¿Qué hay drogas y sexo? Sí, ¿y? La película en ningún momento asombra ni provoca, porque simplemente no es salvaje, ni imprevisible, ni guarda absolutamente nada para el recuerdo. Las secuencias rodadas en discotecas, que deberían ser uno de los puntos fuertes del film, son de la Señorita Pepis. No se siente el desfase ni la subversión por mucha cámara lenta, MDMA y sudor que metan con calzador. Para colmo, una aleccionadora moralina final pone guinda al despropósito.

Es inevitable examinar el coral reparto, pues la pretensión de ‘buscatalentos’ del film obliga a ello. El resumen es sencillo: Mario Casas tiene mucho futuro, ya lo demostró en El Camino de los Ingleses (ésa sí era una buena generación de jóvenes actores). Yon González puede triunfar si alcanza mayor versatilidad y Ana María Polvorosa sorprende gratamente con un serio y solvente trabajo. El resto puede volcar sus inquietudes artísticas en cualquier otra actividad. Vivirán en la tele, pues son guapos y conocidos, pero nunca se sentirán realizados ya que jamás alcanzarán su sueño.

Image
Yon González, escrito fonéticamente, ¡toma ya!

En la bicefalia del proyecto, Albacete y Menkes definitivamente han abandonado cualquier esperanza de hacer algo medianamente interesante en esto del cine y se han decidido llenar los bolsillos. Hacen bien, no poseen talento alguno. Es más sano asumirlo. La mediocridad de su puesta en escena sólo es superada por la ramplonería en el encuadre. Carencia formal, previsible guión, impersonalidad…todo se acerca peligrosamente al fast food del formato serie. Además, se necesita mejor gusto musical para este tipo de películas, no se puede desatender de este modo un tracklist que no hace sino engordar la larga lista de elementos anodinos en la aburrida cinta.

Por último, un consejo para los únicos resquicios de luz en el film. Mario, Yon y Ana: huid. Escapad de la quema, nunca más volváis a trabajar con vuestros compañeros de serial ni con directores tan vulgares. Si os lo proponéis puede que lleguéis a ser actores de verdad, con recorrido y cierto empaque. Si no atendéis la advertencia, ya conocéis de cerca donde termina ese camino: en el encasillamiento como pseudoactores a lo Hugo Silva o Alejo Sauras.

 


Compartir
Comentarios (11)
  • inmafun

    Situaciones como las que describes al principio de tu texto son las que hacen que a veces me avergüenze de pertenecer al sexo femenino.
    La liberación sexual fmenina no consiste en comportarnos como auténticas primates en celo, ni en una sala de cine, ni en ningún sitio. No confundamos la velocidad con el tocino.
    Si este comportamiento es vergonzoso en hombres, en mujeres lo es igual, y no demuestra ningún tipo de liberación. Si el incidente hubiese sido protagonizado por hombres segura estoy de que todas habrían acabado refiriendo un: Todos son unos cerdos.
    No señoritas. Nosotras somos las cerdas. He visto salas repletas de hombres que no han abierto la boca cuando la tía buena de la peli ha aparecido en pelota picada. Un poco de cordura.No demos la sensación de estar tan desesperadas. Un buen culo alegra la vista, pero de ahi a gritar (en una sala de cine, para más inri) hasta la extenuación... Lamentable.

  • error humano

    No te preocupes Inmafun. La pertenencia a cualquier colectivo impuesto asegura la vergüenza ajena. Hombres, mujeres... todos tenemos comportamientos horribles.

    Lo que clama al cielo es que, como dices, las varas de medir dichos comportamientos sean diferentes. No es misoginia, es realidad: a las mujeres hoy día se les permite actuaciones que ellas mismas critican si ven en un hombre. Eso es triste.

  • vadecinedj

    "Mentiras y gordas" no representa algo muy diferente a lo que fueron "Sufre mamón" o "Historias del Kronen" de igual forma que "Física o quimica" es un proyecto de identica filosofía a anteriores series de instituto. Película y serie son solamente "Un paso adelante".

    La juventud española es española, una perogrullada que tiene más fondo del que parece. Franquismo y Transición han aportado al subconsciente cultural hispano más cosas de las que nos presentan los libros y reportajes de historia. Hay quien que la generación de nuestros será reprimida por nosotros, ahogados en el libertinaje. Yo creo que la cosa irá más o menos encaminada por ahí pero eso se verá.

    Y en cuanto a lo de avergonzarse de pertenecer al colectivo femenino creo que no hay motivo. Son niñas, ni siquiera son mujeres. La película es igual de mala con gritos que sin ellos. Escucho comentarios más intresantes de alguna chavala de 18 que de muchas de 26. Una mujer es una mujer, no todas. Aún así no hay quien os entienda (jejejeje)

    Supongo que haré una reflexión un poco mas distendida en fotolog.com/zibaldone

  • Inmafun

    No me entendáis mal, estoy muy orgullosa de ser mujer, pero no dejan de cabrearme ciertos comportamientos dignos de auténticos cavernícolas (tanto en hombres como en mujeres).

    El fastidio del tema, tal y como apunta error, es que cierto comportamiento esté mejor considerado en una mujer que en un hombre. Es la falta de coherencia con las propias afirmaciones lo que me ofusca.

  • vadecinedj

    La parrafada está ya disponible en www.fotolog.com/zibaldon e

  • error humano

    Una vez leída la interesante entrada en el fotolog de zibaldone arriba mencionada, abro el turno de réplica.

    Intenté contestarte en tu fotolog -sería más deportivo, por aquello de la vuelta en campo contrario- pero me fue imposible, pues parece ser que me desconectaron la cuenta de fotolog, normal dado su nulo uso.

    En fin, a lo que iba: estoy absolutamente de acuerdo con lo que comentas acerca de la negra visión que acompaña a cada nueva generación, sambenito y topicazo. Pero no quería yo referirme a ese mal generacional, sino al hecho del desencaminado proceso de igualdad de género que parecen querer seguir algunas chicas de hoy en dia. Sigo sin entender porque se ha de imitar los peores tics masculinos, aquellos contra los que tanto se luchó.

    Cierto que tras la opresión, la explosión de la liberación conlleva algunos excesos, pero ya debemos empezar a encauzar el asunto. Comportarse como un atajo de piropeadores albañiles en celo no es el mejor ejemplo de igualdad de género.

    Se que no es un estudio sociológico, pues la muestra poblacional basada en los espectadores de Mentiras y Gordas es sesgadísima, pero la sensación que del cine sacó cualquier persona medio normal no fue esperanzadora.

    Y lo grave es que eran tías talluditas las peores...

    Si yo y un grupo de amigos babeamos, silbamos y aplaudimos en público ante un desnudo en el cine, nos tacharían inmediatamente de salidos, inmaduros cavernícolas y perros en celo. Y con razón.

    En fin, esto se desvía de la película, que, reitero, generacionalmente, a mi no me escandaliza lo más mínimo, pues desfase y juerga siempre ha habido. No es rompedora ni provocativa, es simplemente mala.

    Por cierto, argumentado lo de tu entrada en el fotolog, los propios Bravos tenían una canción que trataba exactamente de lo que comentas, del tópico que dice que la juventud cada vez esta peor:

    "El loco soy yo".

    Un saludo VDCDj

  • vadecinedj

    Lo que pasa es que habría que preguntarle también a las susodichas su concepto de igualdad sexual y tal. De todas formas antes no podían pegar gritos de ese tipo y nosotros sí. Son libertades que nosotros sí teníamos conquistadas y que ellas empiezan a conquistar.
    Es como aquel primer culo de modelo masculino que se vio en un anuncio, aquello trajo incluso un debate en mi clase de Religión. Claro, llevaba yo años viéndole los pezones a la del desodorante Fa.
    Nosotros tal vez gritemos menos porque ya no nos supone una sorpresa ver una tía en pelotas (cualquier internauta está ya más que trillado en esas lides). Puede que dentro de unos años ellas griten menos porque también estén ya "resabiás".

    Benditos estos foros que nos hacen discutir de manera tan saludable.

  • un lector habitual  - es que no somos iguales

    A mí me da la impresión de que no es algo que sientan realmente. Me explico, no lo hacen instintivamente como nosotros, sino como pura reafirmación de que son iguales o mejores que los "admirados" hombres con esos comportamientos impulsivos, que en ese caso si son propios del género masculino. Realmente a un hombre le ponen delante a la tía buena que está en pantalla y la devora. Una mujer habría que ver que pasa si sale de la película el macizo al que vocifera y se tirara a por ella. No sé si me explico..

    En fin, que la igualdad de género tendría que llegar con la expresión libre de las característics propias de cada género. Es que somos diferentes, ni mejor, ni peor, pero sí distintos.

  • vadecinedj

    Bueno, la devora si se deja. Había una actriz, no recuerdo quien, que se quejaba de que no ligaban con ella, pensaba que porque imponía.

    El caso es que hay que ver la bazofia esta de película todo lo que nos está haciendo hablar.
    Mu´ricamente.

    Un saludito para el lector habitual

  • otra vez el lector habitual

    sí, jjaja claro, me refiero siempre al caso en el que al salir los artistas buenorros de la pantalla sea con intenciones de dejarse devorar..o de tirar a morder :evil: .

  • Anónimo

    la ministra Sinde firma este guión???? uff uff

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook