VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Cure
Escrito por Dr. Manhattan   
Viernes, 27 de Marzo de 2009


Valoración espectadores: 5.25

Cure (Kiyoshi Kurosawa, 1997)

Valoración de VaDeCine.es: 7

Cure (Kiyoshi Kurosawa, 1997)Título original: Cure
Nacionalidad: Japón
Año: 1997 Duración: 111min.
Dirección: Kiyoshi Kurosawa
Guión:
Kiyoshi Kurosawa
Fotografía: Tokusho Kikumura
Música: Gary Ashiya
Intérpretes: Koji Yakusho (Kenichi Takabe), Masato Hagiwara (Kunio Mamiya), Tsuyoshi Ujiki (Makoto Sakuma), Anna Nakagawa (Fumie Takabe), Yoriko Douguchi (Dr. Akiko Miyajima)

Trailer


Perteneciente a la nueva ola de terror japonés que en los últimos años tantas y tan irregulares cintas nos ha dado, Cure se desmarca, sin embargo, de producciones como Ringu (Hideo Nakata, 1998) y Ju-On (Takashi Shimizu, 2000) por su extremada sobriedad formal, despojada de cualquier clase de sobresalto y que representa una transcripción íntegra de su metafórico contenido, haciendo enteramente suyo el lento contagio que nos describe.

El detective Kenichi Takabe se enfrenta un día más a un nuevo caso de asesinato. Cuando observa el cuerpo y ve que el asesino ha dejado una gran marca en forma de X a la altura del cuello de la víctima, y al poco tiempo le descubre indefenso cerca de la escena del crimen y en aparente estado de normalidad durante su interrogatorio y confesión, toma consciencia de su último quebradero de cabeza: algo indescifrable está ocurriendo en Tokio, y toma la forma de asesinatos en serie.

Imagen de Cure

La película se mueve francamente en el terreno del thriller, pero en su componente sobrenatural. Urge remarcar que está desprovista de cualquier adhesión al género de terror, tal y como se nos quiere vender, poniendo así en evidencia -una vez más- la desvirtuación del propósito de la obra en favor de los intereses económicos por parte de la productora.

El joven Kurosawa (Kiyoshi, al que ningún parentesco conocido se le atribuye con el fallecido director de Los siete samuráis), quien por méritos propios se ha ganado su propio nombre en el círculo de los realizadores de género en su vertiente de autor, bebe directamente de Lynch a la hora de crear ambientes extraños inundados de misterio y cierto surrealismo. Pero tiene la suficiente personalidad como para no quedarse en una mera recreación atmosférica vacua, y dota a su obra de una lectura metafísica que supone, en última instancia, una representación fílmica de su hondo pesismismo sobre nuestra sociedad; casi podríamos definirlo como su particular aviso del apocalipsis humano: cuando se extingue el alma de nuestro ser y la “persona” pasa a ser un mero autómata que ejecuta las órdenes que en el fondo le dicta su propio subconsciente, sin reparar en el sentido moral de las mismas.

Imagen de Cure

Se nombra el concepto del mesmerismo, asociándolo a la conducta del misterioso instigador del crimen, pero no es sino una pequeña posibilidad que nos ofrece el director para captar nuestra probable falta de atención, ya que el film adolece de un fatigoso ritmo pausado que puede desesperar al espectador menos entrenado; si, por contra, éste entra en el juego de la narración, encontrará la hipnosis sugerida. No será mayor problema, sin embargo, que su inexplicado (que no inexplicable) final, prueba última del distanciamiento formal (Cure se encuadra bajo constantes planos medios) con el que el realizador (no) quiere -porque quizás no puede, ante el terrible planteamiento que él mismo ha ideado- mostrar.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook