Un despropósito total, totalemnte de aucerdo.

Sobre todo, la acumulación de villanos (qué puta manía!!!)se carga al auténtico némesis sangriento del trepamuros, el cual merecía, junto al traje simbionte, una peli de Spidey para él solo. El poco partido que se le saca es increíble y deja como un mindundi a un auténtico lujo en papel, salvaje y sangriento a más no poder. (algo parecido a lo pasa en batman IV, en la que se deja como un pelele a Bane, el hombre que quebró la espalada del murciélago).

Una auténtica oda al "cuanto más, mejor" que no va a ningún lado.

Y lo siento, pero tienes Reimi para 2 entregas más...aunque tal vez si dejara el guión en otras manos...