VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Standard Operating Procedure
Escrito por Agente Cooper   
Lunes, 09 de Junio de 2008


Valoración espectadores: 4.00

Standard Operating Procedure (Errol Norris, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 4

cartel Standard Operating ProcedureTítulo original: Standard Operating Procedure
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 2008 Duración: 116 min
Dirección: Errol Morris
Guión: Errol Morris
Fotografía: Robert Chappel y Robert Richardson
Música: Danny Elfman

Página web
Trailer



Desde hace un tiempo, a los festivales les ha dado por confundir cine y mensaje. Películas como El Viento que Agita la Cebada o Fahrenheit 9/11 han obtenido importantes premios obviando su discreta calidad cinematográfica. La nueva película-documental de Errol Morris, Standard Operating Procedure, podría ser un claro ejemplo de ello. Obtuvo el premio especial del jurado en la pasada Berlinale, única y exclusivamente, por denunciar las atrocidades que el ejército americano cometió sistemáticamente en la prisión de Abu Grahib. El contenido del documental es aterrador pero, como trataré de describir a continuación, la forma de presentarlo es horrorosa y, hasta cierto punto, insultante.


Todo el mundo recuerda aquellas infames fotografías con soldados americanos posando mientras presos iraquíes eran vejados de muy diferentes maneras. Palurdos que alzaban el pulgar mientras otros aún más palurdos obligaban a masturbarse a personas aterradas. Seres humanos forzados a creer que si se bajaban de una caja se electrocutarían. Vergonzosas pirámides de individuos desnudos tratados como basura para regocijo de aquellos que llegaron a “salvarles”. Las fotos vieron la luz y se inició una investigación interna que ha condenado a la cárcel y a la estigmatización de por vida de muchos de los que allí estuvieron. Sin embargo, como se encargan de recalcar hacia la conclusión del documental, ningún alto mando del ejército ha sido imputado por ello. Pues bien, el director del documental da voz a esta panda de imbéciles y se nos presenta una reconstrucción de los hechos contada por boca de los que estaban allí (obviamente los americanos, claro). Asistimos a la cronología de lo ocurrido entre justificaciones e intentos de convencernos de que ellos sólo cumplían órdenes. Algo que, naturalmente, ya sabemos -aunque cumplir órdenes no implica disfrutar con lo que uno hace y "registrarlo" para la posteridad, y ante eso no hay justificación que valga-. Las dos horas de metraje transcurren en el intento de montar el puzzle como si fuera importante si tal o cual soldado era el cabecilla, si éste hizo la foto o la otra no participó. Eso a mi, sinceramente, me importa un carajo. Más intenresante hubiera sido ahondar en los procesos de selección de aquellos que componen las tropas del país más poderoso de la tierra o el extendido uso de la tortura por parte del este ejército. Los intentos de tirar de la madeja y avanzar en la escala de mando hacia los máximos responsables son poco menos que inexistentes y nos tenemos que conformar con saber que sólo parte de la realidad reflejada en las fotografías es delito militar, siendo algunas de las prácticas “procedimientos operativos estándar”, es decir, actuaciones justificadas para la obtención de información de supuestos terroristas. Esa es básicamente toda la denuncia de la cinta. Una auténtica pena.


SOP 1SOP 2


Pero sin duda alguna, lo más decepcionante de todo es que este fulano que dirige la película considera que las fotos por sí solas no son demasiado esclarecedoras de la atroz realidad y decide que el espectador necesita una ayudita. Primero contrata a Danny Elfman para que haga una banda sonora completamente innecesaria, es más, frívolamente tétrica, como de peli de terror (de Tim Burton, claro) que lejos de aportar algo, comienza a cabrear. Y si ya amagamos con abandonar la sala, para dar el empujoncito, nos planta dramatizaciones de los hechos que lo único que provocan es sonrojo ante tamaña desfachatez. Un ejemplo: uno de los presos de Abu Grahib fue presuntamente ejecutado en su celda. En las fotos publicadas con las que se trabaja en todo momento, se mostraban los numerosos orificios de bala en la pared. Errol Morris, para ilustrarnos como pasó, recurre a una secuencia a cámara lenta donde a ras de suelo muestra casquillos de bala y cartuchos de escopeta que rebotan en el suelo tras ser disparados. Exacto, como Neo con la ametralladora en Matrix cuando salva a Morfeo, ¡Increíble! Creo que, siendo suave, todos podemos convenir que la estética no es la más adecuada para un tema como el que trata.


Que quieren que les diga, al final, uno se va del cine sin que le hayan aportado nada nuevo, y encima bastante enfadado con el mundo en general, y con el director en particular, porque tras su notable The Fog of War uno esperaba bastante más cuidado a la hora de tratar un tema tan delicado..

Compartir
Comentarios (3)
  • Anónimo

    A mí, siempre que los americanos hace una película-denuncia contra sus propias acciones, siempre me acaba por invadir una sensación de que lo hacen de cara a la galería un tanto rara. Ejemplo, Redacted.(Por cierto que Fernando Mendez Leite estaba en la misma sala y se fue a los 10 minutos...

  • Mr. Sandman

    El comentario aterior es de Mr. Sandman, por cierto...

  • Inmafun

    Por lo que se ve, a el director le han cortado la "mano izquierda" según cuentas. Y lo de la música de Dany Elfman suena a colmo de los colmos. si es que estos flipaos yankis.....ayyyyy

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook