VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
¿Qué he hecho yo para merecer esto!!
Escrito por Agente Cooper   
Viernes, 27 de Febrero de 2009


Valoración espectadores: 6.33

¿Qué he Hecho o para Merecer esto!! (Pedro Almodóvar, 1984)

Valoración de VaDeCine.es: 7.5

ImageTítulo original: ¿Qué he hecho yo para merecer esto!!
Nacionalidad: España
Año: 1984 Duración: 101 min
Dirección: Pedro Almodóvar
Guión: Pedro Almodóvar
Fotografía: Ángel Luis Fernández
Música: Bernardo Bonezzi
Intérpretes: Carmen Maura (Gloria); Verónica Forqué (Cristal); Ángel de Andrés (Antonio); Chus Lampreave (abuela); Kiti Manver (Juani); Juan Martínez (Toni); Luis Hostalot (Polo); Gonzalo Suárez (Lucas)


Entre Volver y ¿Qué he Hecho Yo para Merecer Esto!! -la comparación es inevitable- han pasado más de 20 años en los que Pedro Almodóvar ha sufrido un proceso de maduración personal y artística evidente. Ambas comparten esencia cinematográfica en el neorrealismo italiano y un marcado carácter feminista, con un ama de casa como heroica protagonista. Sin embargo, el filtro del “universo Almodóvar” que las dos películas atraviesan no es el mismo en 1984 que en 2006. Y si les digo la verdad no sabría con cual de ellos quedarme, si elegir al pulido director de Volver; o al imperfecto, abrasivo, hilarante y degenerado Almodóvar primigenio.

Numerosos planos exteriores de la periferia madrileña se recrean en las inmensas colmenas de hormigón que guardan en cada uno de sus minúsculos habitáculos la misma desesperación, la misma angustia, la misma cárcel en que se encuentra Gloria (Carmen Maura). Ella y muchas otras mujeres de la todavía joven democracia española (pasan los años y parece que nada cambia). En un piso de 40 metros cuadrados, con cinco bocas que alimentar y un marido que te ningunea como mujer y como persona; así vive nuestra heroína. Un panorama ante el que parece normal convertirse en adicta a las anfetaminas, ¿no creen?


Image


Esta desternillante comedia, trazada con líneas groseras, situaciones grotescas y personajes hiperbólicos, se nutre de deformaciones del ecosistema de un director amamantado en la Mancha profunda hasta su llegada al libérrimo Madrid de la movida. Un esperpéntico catálogo que remite directamente al mejor Berlanga, y por ende a Valle-Inclán, donde conviven sin pudor violencia, sexo, droga, pederastia e incluso poderes paranormales. Como sucede con el imprescindible director valenciano, no debiera despistarse el espectador pues, tras la carcajada y el exceso, fluye soterradamente el mismo torrente de amargura que colmaba Plácido o El Verdugo.

Como suele ser habitual en Almodóvar, especialmente en su primera etapa, entre comisarios impotentes, psiquiatras alcohólicos y mangantes artistas en declive, sobresalen claramente sus tres féminas protagonistas: la irrepetible Chus Lampreave con su bizarra abuela, mezcla de anciana pueblerina y macarra urbanita; Cristal (Verónica Forqué), una puta de buen corazón que, entre cliente y cliente, sueña con ser artista en Las Vegas, y, como no, Gloria, su protagonista, otra “bien pagá,” una prostituta del mocho encarnada por una soberbia Carmen Maura, dispuesta a todo lo que la enferma mente de su director considera necesario en su primer guión cercano a la genialidad, desde el polvo desesperado de su primera escena al mejor cocido de la historia del cine español.


Image


Pero ocurre que la nostalgia pule descuidos y olvida errores, y muchos (como yo) no recordarán, cegados por el espléndido descaro de Almodóvar y sus chicas, el carácter casi amateur de la cinta, en cuyo contenido escasea el cuidado formal y abunda en cambio lo apresurado. Sus actores –Almodóvar ha tardado bastante en saber dirigir a sus chicos tan bien como a sus chicas- están casi todos horrendos, muy por debajo del trío protagonista. La historias colaterales, la que compete al escritor (Gonzalo Suárez) o la de la investigación policial, a pesar de mantener el sentido del humor, hubieran demandado una mayor profesionalidad en su desarrollo. Es evidente que nos encontramos ante un aprendiz en lo que a la dirección se refiere, un defecto inherente en la mayoría de los primeros trabajos del manchego que sin embargo no desmerece esta notable obra. Una de las primeras cumbres en la carrera del director más prestigioso de nuestra (su) querida España.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook