VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Salir del armario
Escrito por Mr. Sandman   
Lunes, 23 de Febrero de 2009


Valoración espectadores: 7.40

Salir del Armario (Francis Veber, 2000)

Valoración de VaDeCine.es: 5

Salir del armarioTítulo original: Le Placard
Nacionalidad: Francia
Año: 2000 Duración: 84 min.
Dirección y guión: Francis Veber
Fotografía: Luciano Tovoli
Música: Vladimir Cosma
Intérpretes: Daniel Auteuil (Pignon); Gerard Depardieu (Santini); Thierry Lhermitte (Guillaume)

 

 

Francois Pignon es contable en una empresa que fabrica preservativos. Separado y con un hijo que no le hace ni caso, su trabajo es lo único que le mantiene tirando para delante. Por una causa desconocida (aunque me temo que sea uno de los tristemente famosos ERE's) un día se entera, de repente, de que va a perder su empleo. Otro fracaso más en su insulsa y triste vida. Desesperado y al borde del suicidio (aunque ni para eso tiene valor) conoce a su nuevo vecino, el cual le ayudará a tramar un plan para mantener su empleo: hacerse pasar por gay con el fin de que su despido pudiera parecer que fuera por motivos de homofobia, con lo que sus jefes desistirían de llevarlo a cabo dada la naturaleza del negocio y el posible público potencial que podrían perder. Así comienza esta ligera y amable historia de enredos de los mismos creadores de la ingeniosa y estupenda La cena de los idiotas.

Con un buen comienzo y algunas gags bien construidos, Salir del armario es una comedia sin más pretensiones que las de entretener, hacer pasar un buen rato y colar una moralina fácil pero que tampoco molesta. La total blancura del humor, tratado de forma exquisitamente pulcra (incluso a veces demasiado) hace que nadie se sienta incómodo en su visionado y la mantiene de lleno y de forma estricta en el terreno de lo políticamente correctísimo prácticamente todo el metraje. En ningún momento se busca ninguna reflexión ni nada profundo, lo cual, tratándose de una comedia pura, incluso se agradece. Un rato agradable en una tarde lluviosa de domingo y a otra cosa.

Image
Saliendo del armario para sentarse en el banco

Los actores están comedidos pero algo forzados, sobre todo un Depardieu que no acaba de coger el punto a su personaje y que parece más atontado que otra cosa. Por otra parte lo estereotipado de las situaciones hace que tampoco se puedan lucir, simplemente cumplir sin más. Este hecho es el que hace que haya momentos que no funcionen demasiado bien. Sin embargo los secundarios tienen más naturalidad dentro del poco terreno para el lucimiento que tiene en general la cinta. El estilo es cuasi-teatral, lo cual, aunque no sea un lastre, no aporta nada, ya que el guión no es lo suficientemente potente para que la acción no pierda fuelle en la segunda parte, en la cual nos movemos hacia un final cantado, blandengue y con poca chispa.

Es una pena que la divertida premisa inicial no sea debidamente desarrollada, ya que podría haber dado para mucho más. La inclusión de sub-tramas un tanto tontas para rellenar y lo tópico del desenlace dejan en un mero pasatiempo las buenas risas que se consiguen en algunas escenas. A mitad de la película ya sabemos por donde va a ir todo y eso es un pecado mortal. Lo dicho, una pena.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook