VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Mal Ejemplo
Escrito por Barry Lyndon   
Miércoles, 04 de Febrero de 2009


Valoración espectadores: 5.20

Mal Ejemplo (David Wain, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 5

ImageTítulo original: Role Models
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2008 Duración: 99 min.
Dirección: David Wain
Guión: Timothy Dowling, Paul Rudd, David Wain, Ken Marino (Historia: Timothy Dowling, W. Blake Herron)
Fotografía: Russ T. Alsobrook
Música: Craig Wedren
Intérpretes: Seann William Scott (Wheeler), Paul Ruud (Danny), Christopher Mintz-Plasse (Augie), Elizabeth Banks (Beth), Bobb'e J. Thompson (Ronnie)
Página web
Trailer


Pongamos las cosas en su lugar. Todos imaginamos, aproximadamente, el tipo de película que tenemos delante. Sólo hay que observar la presencia de Seann William Scott para adivinar una nueva suerte de soez aventura del Stifmeister de American Pie. Y en cierta medida, así es. Nadie resultará decepcionado si busca un clon de este zafio personaje. No faltará su ración de consejos sexuales, artimañas para ligar y constantes paridas que, he de reconocer, me provocan habitualmente la carcajada. Como ven, algo positivo apunto de inicio, pues queda claro que aquí se trata de hacer pasar un rato divertido.

Image

El marco propuesto en esta ocasión, para dar rienda suelta a la chabacana acción, será un programa de voluntarios llamado “Alas Protectoras”, consistente en una enriquecedora simbiosis entre adultos y niños que realizan diversas actividades de ocio en dúos “Mayor-Pequeño”. Todos los simpsonmaniacos, entre los que me cuento, instantáneamente recordarán aquel capítulo de “Los Hermanos Mayores” en el que un celoso Homer participa en la ONG por venganza. Al igual que el célebre amarillo, nuestros dos protagonistas adultos, Danny y Wheeler, tampoco acudirán al programa de manera precisamente voluntaria. Son condenados por un juez a 150 horas de trabajo social, como castigo a una absurda gamberrada. El resto son capaces de vislumbrarlo: tras unos pésimos inicios, los dos tutores conectarán, más allá de lo que imaginaban, con sus respectivos chavales problemáticos.

En definitiva, una más que previsible historia donde todos aprenden alguna valiosa lección que mejorará sus vidas. Nada nuevo bajo el Sol, pero sí dignamente desmarcado del puro producto sacacuartos tan abundante en cartelera. Una irregular comedia, que cojea desde el momento en el que un juez deja el cuidado de un niño en manos de dos patanes, pero que se deja ver entre palomitas gracias a varios momentos ciertamente tiernos y divertidos.  

Image

He de aclarar que si uno de los puntos indispensables para disfrutar de la cinta, a algún nivel, es confraternizar con el procaz humor de William Scott, el segundo requisito prioritario será contar con ciertas dosis de “frikismo”. En concreto, una mínima simpatía por Kiss, aquel pintoresco grupo rock, así como respeto y tolerancia por el universo de los juegos de rol. Básicamente, comprender cualquier actividad no destinada a cubrir las necesidades primarias de la pirámide de Maslow. Particularmente, y la defensa de este lema en la película me encantó, soy de los que piensan que la vida es para los flipados. Así que, amigos, no seré yo quien les aleje mucho de este film si necesitan echar unas risas con los colegas. No ofrece demasiado e incluso varios elementos edulcorantes chirrían, pero no puedo negar que realmente me reí.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook