VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La clase
Escrito por Dr. Manhattan   
Jueves, 22 de Enero de 2009


Valoración espectadores: 7.33

La clase (Laurent Cantet, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 7.5

Póster de La claseTítulo original: Entre les murs
Nacionalidad: Francia
Año: 2008 Duración: 128 minutos
Dirección: Laurent Cantet
Guión: François Bégaudeau, Robin Campillo, Laurent Cantet
Fotografía: Pierre Milon
Montaje: Robin Campillo
Intérpretes: François Bégaudeau (François Marin), Nassim Amrabt, Laura Baquela, Cherif Bounaïdja Rachedi, Juliette Demaille, Dalla Doucoure

Página web
Trailer


La educación. Pilar básico de la sociedad, bien imprescindible para su avance y condición requerida para la feliz convivencia de nuestras diferentes posturas. En un adolescente, este concepto se antoja insustituible para su formación como persona y su devenir en la vida, y es por eso que se hace tan necesario un estudio como el que nos plantea Laurent Cantet en su clase, por cuanto pone de manifiesto, bien de cerca, la problemática existente en las aulas docentes y en la relación alumno-profesor, roles nada livianos de nuestra sociedad.

La acción, durante la inmensa mayoría de los poco más de 120 minutos que dura el film, transcurre en el interior de una clase (de ahí quizás la evidente traducción del sin embargo más elocuente título original: Entre les murs), a lo largo de todo un curso lectivo. Y ésta consiste en reproducir los diálogos más interesantes que surgen entre los alumnos y el profesor (interpretado por François Bégaudeau, profesor en la realidad y autor del guión junto a Cantet, a partir de su libro de experiencias como enseñante), aderezada con leves fugas dramáticas que ayudan a extender y a la vez aliviar las encerradas discrepancias de los participantes. No se trata de contar una historia cerrada sino de activar la participación y dar rienda suelta a la espontaneidad de los chicos (alumnos reales, no profesionales), en permanente estado de reacción frente a los dictámenes del profesor, con un constante cuestionamiento sobre sus certezas y seguridad, en constante realimentación mutua; generando el debate.

Imagen de La clase

Para ello, el realizador aboga por un palpable tono documental, muy realista, casi como si una cámara ajena se situase allí mismo sin que los protagonistas supieran de su presencia; claro está, refuerza la narración mediante su acertado posicionamiento y focalización: hay desde primeros planos sobre los rostros de sus figuras filmadas, para así realzar la importancia de la palabra en la comunicación, hasta planos generales de la habitación, que permiten evaluar las distintas reacciones y poses frente a ésta. El montaje no es tampoco baladí en este trabajo, puesto que la elección de secuencias de entre el abundante minutaje filmado resulta vital para la correcta transmisión de los conflictos planteados.

Y sin embargo los responsables de la última ganadora en Cannes no quieren poner soluciones de por medio, simplemente se limitan a mostrar. Aunque casi podría decirse enseñar, porque aunque impera el sobresaliente tono documental, aparece inexcusable el planteamiento ficcional que gira alrededor del anterior para proponer una línea de discusión a través de la cual poder guiar el escondido discurso adherido a La clase. Con la explosión final del problema del alumno conflictivo y su posterior (y desmesurada) expulsión, se pone de manifiesto la intención de subrayar la problemática derivada de la falta de entendimiento, ¡y educación!, entre las dos partes implicadas, alumno y profesor, igual de incapaces a la hora de enfrentarse a la raíz del problema, (de)mostrando sus respectivos vicios y carencias.

Una forma de hacer cine real que aparece indisociable de una necesaria dramatización, casi imprescindible para la adopción de la verdadera realidad en su interior, aquélla que transmite el aprendizaje último; de ese choque de miradas surge el único reparo a una cinta que resulta indispensable para saber comprender la idiosincrasia de la educación en nuestros confusos días.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook