VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Cuestion de Honor
Escrito por Agente Cooper   
Viernes, 16 de Enero de 2009


Valoración espectadores: 6.33

Cuestión de Honor (Gavin O`Connor, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 6

ImageTítulo original: Pride and Glory
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 2008 Duración: 125 min
Dirección: Gavin O'Connor
Guión: Gavin O'Connor, Joe Carnahan
Fotografía: Declan Quinn
Música: Mark Isham
Intérpretes: Edward Norton (Ray Tierney); Colin Farrell (Jimmy): Noah Emmerich (Francis Tierney Jr.); John Voight (Francis Tierney Sr.)

Trailer


Ser policía en el Nueva York post-11S es, en cierto modo, pertenecer a una familia, casi una religión. La película enfatiza en no pocas ocasiones la camaradería entre los miembros del cuerpo y el carácter vocacional de dicha profesión. De ahí la dificultad psicológica subyacente en la investigación interna sobre la que se sustenta, directa o indirectamente, todo el mensaje de Cuestión de Honor. Película cruda, intensa y vibrante a ratos, que sin embargo es incapaz de recorrer hasta el final la senda de la crítica, de posicionarse en el incómodo lugar de la coherencia narrativa una vez elegido el discurso provocador, situándose por el contrario en el fastidioso terreno del cliché puro y duro.


La trama pronto queda clara. Conoceremos todas sus aristas, a inocentes y culpables, buenos y malos. Nos convertimos por tanto en testigos omniscientes en el caso de asesinato de cuatro policías durante una redada en el Bronx que abre la caja de los truenos en la comisaría del distrito. Un turbio asunto de corrupción que implica a los miembros de una misma familia en una suerte de espejo moral: Ray (Edward Norton), de vuelta al grupo de Narcotráfico para investigar lo sucedido, y Jimmy (Colin Farrell), casado con su hermana e implicado hasta el tuétano en el suceso.


Image


La sordidez de los bajos fondos, la veracidad en las pesquisas y el intento de los culpables por anular su rastro cueste lo que cueste mezclan perfectamente para mostrar un retrato feroz de las corruptelas inherentes al poder a muy diferentes niveles, desde el policía de a pie que extorsiona a pequeños propietarios; al jefe de la comisaría, también hermano de Ray (Noah Emmerich), que prefiere ponerse una venda sobre todo lo que pasa bajo su mando. El problema es que, a mi juicio, se sobreexplota el elemento familiar. Persiguiendo descaradamente la sombra del tótem de Coppola, Gavin O’Connor introduce, a una trama ya de por sí centrada en la familia, espejos conyugales en los que representar la degradación del cuerpo de policía, todos ellos demasiado obvios y del todo irrelevantes al ser tratados de manera superficial.

Una mirada al reparto ofrece la irregularidad por respuesta. Aquí no funciona tan bien esa pose un tanto simiesca a la que recurre Colin Farrell cuando quiere dar intensidad a sus personajes. Le va mucho mejor la escogida ligereza de, por ejemplo, Escondidos en Brujas (Martin McDonagh, 2008) que la seriedad de Cuestión de Honor. Todo lo contrario que a Edward Norton, un actor superdotado, de largo el mejor del reparto, al que el drama le va como anillo al dedo. Su personaje sí esta perfectamente matizado y resulta atrayente. Sin embargo, no se puede decir lo mismo del resto del reparto principal, más cercano a los problemas de Farrell que a la calidad de Norton.


Image


Pese a todo, los pros tienen mayor peso que los contras y la película alcanza un grado de disfrute bastante aceptable para los tiempos que corren. Es una pena que sufra una última recaída con su irrisoria conclusión pseudorredentora. Pura bufa que desprestigia, y mucho, esta esforzada obra, colocándola varios escalones por debajo de películas que han revitalizado el género policiaco como La Última Noche (Spike Lee, 2002), Antes de que el Diablo Sepa que Has Muerto (Sidney Lumet, 2007); o series de TV como The Wire.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook