VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
The Game
Escrito por Barry Lyndon   
Lunes, 02 de Febrero de 2009


Valoración espectadores: 5.62

The Game (David Fincher, 1997)

Valoración de VaDeCine.es: 4.5

ImageTítulo original: The Game
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1997 Duración: 128 min.
Dirección: David Fincher
Guión: John Brancato, MIchael Ferris
Fotografía: Harris Savides
Música: Howard Shore
Intérpretes: Michael Douglas (Nicholas Van Orton), Sean Penn (Conrad Van Orton), Deborah Kara Unger (Christine), James Rebhorn (Jim Fiengold), Peter Donat (Samuel Sutherland), Spike Jonze (Airbag EMT Beltran)

Trailer


Apiadémonos del difícil mundo de los millonarios. Pobres ricos. Aburridos de dinero y ahogados en un mar de vacios lujos. ¡Qué lástima de gente! Menos mal que aún queda ingenio para crear diversiones a su medida. Excentricidades capaces de entretener sus tristes existencias, tan carentes de las fuertes emociones que disfrutamos el resto de mortales para llegar a fin de mes.

Nicholas Van Orton (Michael Douglas) es uno de estos “desgraciados” acaudalados a los que urge ayudar. Cada día más deshumanizado y hastiado, la indecente cantidad de dinero que posee no le convierte en un hombre feliz. Por fortuna, el día de su cumpleaños recibirá un regalo muy especial: la inscripción en un misterioso juego, organizado por una empresa de ocio, que interactuará en su malgastada vida. Una enigmática diversión, especialmente diseñada para cada persona, en la que el intrigado Nicholas acepta participar. Tras ser sometido a rigurosos test físicos y psicológicos, éste regresa a casa esperando que “El Juego” dé comienzo en cualquier instante y lugar. Como ya imaginarán, pronto la animación resultará excesiva.

Image

No andaba el irregular David Fincher muy descaminado al elegir esta, ciertamente interesante, temática. Seguro nos sorprenderían las curiosas aficiones de algunas de las mayores fortunas del planeta. Igualmente atractiva es la indagación sobre el proceso paranoico, pues el protagonista dudará de la veracidad de todo cuanto le rodea. No obstante, la película no puede ser más marrullera. Nadie puede negar el firme pulso de filmación o la calidad técnica de la cinta. Ni siquiera es discutible la interpretación de un Michael Douglas muy cómodo en su reiterativo y trajeado papel. Sin embargo, el inverosímil disparate que el cineasta propone con su artificioso guión resulta del todo inaceptable. No basta invocar la magia del cine. No es suficiente defender el asunto echando mano de aquellos test previsores de la conducta del personaje. Los forzados senderos que recorre el film no encuentran ninguna justificación. Vamos, que no hay quien se crea el tinglado. 

Image

Previsible en sus múltiples giros argumentales, el medianamente intrigado espectador reza para que alguno de ellos culmine satisfactoriamente, dignificando así el tiempo invertido. Nada más lejos de la realidad: tras las últimas piruetas, el concluyente salto mortal con doble tirabuzón de su guión acaba en batacazo. Un estúpido descalabro que, impregnado del más barato efectismo, culmina una película para el olvido.

En definitiva, lo que pudiera haber resultado un inteligente thriller psicológico, con buenas dosis de sátira sobre el poder, acaba convertido en un decepcionante pseudoentretenimiento de media tarde; y eso, en el menos exigente de los casos.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook