VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Rounders
Escrito por Agente Cooper   
Lunes, 08 de Diciembre de 2008


Valoración espectadores: 7.42

Rounders (John Dahl, 1998)

Valoración de VaDeCine.es: 8

rounders cartelTítulo original: Rounders
Nacionalidad: EE. UU.
Año: 1998 Duración: 121 min
Dirección: John Dahl
Guión: David Levien y Brian Koppleman
Fotografía: Jean-Yves Escoffier
Música: Christopher Young
Intérpretes: Matt Damon (Mike); Edward Norton (Gusano); John Malkovich (Teddy KGB); Gretchen Mol (Jo); John Turturro (Joey Knish); Famke Janssen (Petra)
Página web
Trailer


Comenta Mike (Matt Damon) en esta notable película que en el póker, la suerte juega un papel secundario, al fin y al cabo en la mesa final del campeonato del mundo de la modalidad estrella: el Texas Hold’em (“Sin límite de Texas” en la traducción), siempre se sentaban frente a frente los mismos jugadores. Al final de Rounders, tras numerosas dificultades no siempre superadas con éxito, él parte hacia su sueño, un sueño que, sin modificar su espíritu, cambiaba aquella frase… del mismo modo en esta película cambió el destino del juego.

En un ejercicio de ubicuidad admirable, John Dahl situó su largometraje exactamente en el punto de inflexión entre el pasado y el futuro, del que es sin duda también responsable, de un deporte(?) que ahora mismo genera una cantidad de dinero absurdamente grande. Rounders fue un producto derivado de una tendencia que sólo se acertaba a vislumbrar y cuya consumación se vivió hace unas semanas. Peter Eastgate, un chico danés de 22 años -el más joven de la historia-, ha ganado más de 9 millones de dólares en esa mesa de la que hablaba Damon, y se los ha ganado en el último cara a cara a otro joven europeo: Ivan Demidov (ruso). Ningún profesional anduvo si quiera cerca de ganarlo (sólo David “Chino” Rheem estuvo entre los nueve finalistas). Me pregunto cuantos de estos jóvenes, ya de todo el mundo, que viajaron a la “ciudad pecado” a ser el mejor jugador de Póker, comenzaron a tomárselo en serio tras ver la película. Más de uno, se lo aseguro.

La muestra en imágenes de la esencia misma del juego y sus recovecos como en ninguna otra película jamás se ha hecho es el verdadero gran valor de la cinta, lo que la encarama bien alto otorgándole el apelativo de obra de culto por encima de una historia de partidas clandestinas, amigos sacacuartos, líos de dinero y de pareja; y mafias rusas, bien protagonizada por el Star-System de Hollywood y contada, además, con ritmo y personalidad propia.


rounders1


Por tanto, sean precavidos si no son aficionados al Póker porque puede que se lleven las manos a la cabeza ante tanto elogio por mi parte. Es innegable su descenso de calidad a medida que nos alejamos de las partidas. Pero afortunadamente, Dahl es consciente de ello y deja de lado los naipes sólo lo indispensable para construir el problema de incompatibilidad del protagonista para conjugar su doble vida: jugador de Póker y estudiante de derecho con gran futuro en la abogacía, disyuntiva explicitada en las dos mujeres antagónicas que le rodean en cada uno de los “ecosistemas,” su novia de la universidad Jo (Gretchen Mol) y Petra (Famke Janssen), jugadora y propietaria de uno de los locales que Mike frecuenta.

Las partidas se suceden, también los ambientes donde se juegan, que van desde el encuentro entre amigos incapaces de pescar un farol a los auténticos banquetes que los profesionales se dan en los casinos, como auténticos depredadores, sentados en la mesa a la espera de los inconscientes jugadores para repartirse su dinero. Funciona la voz en off en primera persona como hilo conductor de la historia y elemento explicativo del juego para sus desconocedores.


rounders2


Los fuegos artificiales, como no podía ser de otra manera, están servidos sobre el tapete. Damon está correcto en su papel de chico listo, pero se agranda cuando comparte escena con los tres magníficos secundarios, todos mejores actores que él, que lo acompañan en el papel de jugadores: Gusano (Edward Norton), amigo del alma de Mike, que siempre ha cargado con su capacidad para meterse en líos; Joey Knish (el siempre eficiente John Turturro), jugador inteligente y mentor del protagonista, alejado de la fama pero también de los problemas de un mundo peligroso; y un inolvidable Teddy KGB (aquí sí, excepcional e histriónico John Malkovich) que deja los mejores momentos de la cinta en las dos partidas a cara de perro que juega contra el protagonista, principales momentos en que aparece en pantalla pero suficientes para convertirse en el as de la baraja.

Compartir
Comentarios (2)
  • barry lyndon

    Reconozco que mi hermano y yo iniciamos junto con nuestro padre una breve carrera como jugadores del "sin límite de Texas casero" al degustar la peli. jaja.

  • Mr. Sandman

    Primera peli de mi "nueva vida" y gracias a la cual suspendí el primer examen de la Universidad...mereció la pena, la verdad.

    Aquí Damon repite el personaje de Will Hunting, más o menos, y se nota que es correctito sin más, los secundarios, de lujo.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook