A mí me parece que es un cierre mucho más que digno , sobre todo teniendo en cuenta que está hecha 16 años después de la segunda parte.
Y el montaje final, como bien dices, está a la altura y es un broche cojonudo para la trilogía.