VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Noches de tormenta
Escrito por Dr. Manhattan   
Lunes, 10 de Noviembre de 2008


Valoración espectadores: 3.67

Noches de tormenta (George C. Wolfe, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 5

Póster de Noches de tormentaTítulo original: Nights in Rodanthe
Nacionalidad: EE.UU./Australia
Año: 2008 Duración: 97 minutos
Dirección: George C. Wolfe
Guión: Anne Peacock, John Romano
Fotografía: Affonso Beato
Música: Jeanine Tesori
Intérpretes: Diane Lane (Adrienne Willis), Richard Gere (Dr. Paul Flanner), James Franco (Mark Flanner), Christopher Meloni (Jack Willis), Viola Davis (Jean), Becky Ann Baker (Dot), Scott Glenn (Robert Torrelson)

Página web
Trailer

Cuando uno se presenta en el cine a presenciar una película como ésta, es lógico albergar ciertas expectativas de que está a punto de aventurarse en una más soporífera que placentera sesión de cine meloso y acaramelado. Sensación que se ve acrecentada al verse rodeado de butacas y más butacas ocupadas por parejas, encontrándose uno solo, aislado en medio de ese mar de amor (o rutina, quién sabe). En esos momentos es cuando uno recuerda las veces que han anunciado la película en televisión, “deleitándonos” con ese efusivo beso de Richard Gere y Diane Lane presente hasta en la sopa, y piensa en si realmente habrá algo interesante en medio de tanta parejita.

Por eso, cuando comienza la película, aun poblada de los ya sabidos lugares comunes inherentes a la presentación de personajes metidos en problemas familiares y en crisis, uno se alegra de ver que no se caiga en la tentación de dar rienda suelta a la pincelada inicial sino que el realizador se muestre interesado en dotar de un cierto interés a aquéllos, desarrollándolos progresivamente tomándose su debido tiempo y tratándolos, al menos, con el respeto que impone su drama.

Porque, efectivamente, tenemos aquí un drama, dramón al final más bien. Adrienne Willis (Diane Lane) es una mujer madura con dos hijos a su cargo, sufridora, se entiende, de los duros avatares de la vida, el principal, su divorcio. Se le intuyen unas ganas terribles de sentirse querida y de querer, y eso es algo que una actriz curtida (y no menos atractiva) como ésta sabe transmitir adecuadamente. Por eso, y a pesar de estar pensándose las proposiciones de cariño de su ex-marido, cuando tiene la oportunidad de conocer al atractivo doctor retirado Paul Flanner (Richard Gere), se dejará llevar por la pasión que espontáneamente irá surgiendo.

Richard Gere y Diane Lane

Como digo, una historia así y un intérprete de las características del galán Gere pudieran dar que pensar sobre un más de lo mismo, lo que hubiera redundado en una nueva entrega de amor bonito con final feliz. Pero no, aunque en ningún momento exista una excesiva profundización en los caracteres de los personajes, sí se nos presentan muy claras y bien definidas sus intenciones y amarguras, sus irreparables deudas con el pasado; todas las contradicciones, pasos en falso, nuevos avances y descubrimientos que lo anterior implica a la hora de encarar una relación. Los actores, los verdaderos protagonistas de todo esto, saben contagiarse de sus papeles y transmiten una correcta interacción, despuntando al final Lane cuando aporta esa profunda tristeza y desgana que entonces caracterizará la existencia de su personaje, marcando a fuego en su gesto el dolor de la pérdida.

La principal contribución de George C. Wolfe a la narración es la manera de encarar la misma: sin precipitaciones y diferenciando cada etapa. No hay exceso, tampoco existe un acuciante defecto, y únicamente parece querer imprimir algo de vuelo a la filmación cuando subraya la pasión de la secuencia central y al emplear grúas, reforzando así la definición de algunas presentaciones y aportando un puntito de belleza. No obstante, primordialmente prefiere dejar hacer a sus confiados actores y ello no le provoca un mal resultado.

 

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook