VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Transsiberian
Escrito por Mr. Sandman   
Martes, 28 de Octubre de 2008


Valoración espectadores: 6.00

Transsiberian (Brad Anderson, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 5.5

ImageTítulo original: Transsiberian
Nacionalidad: España, Alemania, Reino Unido y Lituania
Año: 2008 Duración: 111 min.
Dirección: Brd Anderson
Guión: Brad Anderson y Will Conroy
Fotografía: Xavi Jiménes
Música: Alfonso de Vilalonga
Intérpretes: Emily Mortimer (Jessie); Woody Harrelson (Roy); Eduardo Noriega (Carlos); Ben Kingsley (Grinko)

Página web
Traile


El punto de partida de este tren que recorre miles de kilómetros de terreno ruso y de esta película, que hace lo propio a ritmo de locomotora vieja (dicho en el buen sentido) es interesante. Nada original, ya que recoge las enseñanzas de años y años de cine de suspense y, centrándonos más, de cine de suspense sobre raíles (véase Hitchcock y Alarma en el expreso), pero llevado con un ritmo tranquilo y sin pretensiones "actualizadoras" o "modernizantes" (salvo por el momento en el que transcurre la historia, el presente) que invita a la relajación y el disfrute de la cinta. A entrar en el juego que se nos plantea, vamos.

Para ello contamos con un Woody Harrelson como friki de los trenes y buenazo semi-flanderiano (de Flanders, se entiende), Eduardo Noriega como un español que oculta algo (demasiado evidente, pero hemos entrado en el juego desde le principio, recordadlo) y a Ben Kingsley como un Inspector ruso duro como el pan de ayer.

Image

Antes de continuar, dos apuntes. Uno, qué grande es el Kingsley, ha pasado de hacer de Gandhi a asumir últimamente el rol de cabronazo sin despeinarse (es un chiste), y dos, sería interesante el visionado en VOS con el fin de apreciar si los acentos del propio Kingsley y de Noriega están conseguidos o son excesivos. Continuamos.

Y como guinda para coronar la tarta, Emily Mortimer haciendo de presunta mosquita muerta pero que según parece hace un tiempo se le juntaban el día con la noche y la noche con el día y no paraba por casa. Era una chica mala. Y ahí hemos pinchado en hueso, amigo mío. Con la carita que tiene no hay quien se crea ese pasado macarra y peligroso de la dama inglesa. Vamos, yo cuando le suelta a Noriega eso de: "Hace unos años un buen polvo era lo que mejor me aclaraba las ideas" intentando poner cara de viciosa casi me caigo al suelo de la risa. Ya sé que precisamente eso es lo que se busca, el hecho de que la chica no sea lo que parece,  pero la intérprete no muestra ese lado oscuro por ningún lado, no hay ningún guiño ni detalle que nos haga creíble esos liberales y libertinos antecedentes. Bueno, si lo hay, el momento antes comentado, y no está muy conseguido que digamos...

Image

Así que el trayecto es más o menos agradable, nada del otro mundo, pero agradable, hasta que el argumento se va metiendo en un callejón sin salida del que sólo se podía salir de una forma airosa, y era llegando al extremo. El guión se pasa una hora introduciendo elementos con cierto sentido pero sin una estación de destino clara y a la hora de dar forma al conjunto y rematar la jugada la cosa hace aguas. Además, dado que aunque haya drogas, muertes y femme fatales (ja-je-ji-jo-ju) de por medio el tono es siempre pseudo-amable (no se consigue una atmósfera realmente inquietante nunca, si acaso cuando Kingsley asoma la gaita) pues la conclusión es un final feliz que no se cree nadie y además claramente ilógico.

Resumiendo, que a nuestro tren, que se movía pesadamente por las estepas rusas, le han crecido alas y se ha plantado en Disneyworld en un santiamén. Bueno, la cosa no es para tanto, pero se nota que no se han atrevido (o no han querido) hacer algo más oscuro e interesante. Tampoco es que se haya perdido una obra maestra, pero se podría haber mejorado mucho el resultado final. Como quiera que en este tipo de viajes importa más el propio trayecto que el destino, la experiencia no será una de las que cambian la vida, pero os tendrá entretenidos mientras dure, lo cual no es poco.

Compartir
Comentarios (3)
  • Javier M  - me salí del cine

    en efecto, la película resulta entretenida, en mi opinión, hasta la muerte de Noriega. A partir de aquí, comprendí el papel que desempeñarían la protagonista y el inspector. Y me salí del cine. Me aburrió la perspectiva de ella disimulando y el machacando.

  • Mr. Sandman

    Hombre, tanto como salirse del cine, no, pero un pelo previsible y con un final bastante regularcete, si.

    Muy, pero que muy mala tiene que ser una peli para que me salga, aunque alguna vez me he salido.

    Por cierto que es un buen tema para el foro..."películas en las que me salí del cine". Yo me acuerdo de una, pero no del nombre...

  • Cachipurrian

    Poco amante del cine debes de ser si te saliste del cine sólo porque creías que sabías como iba a desarrolarse la película desde ese punto.
    No entiendo a la gente que se sale del cine a la mínima inconformidad. Sólo lo veo de recibo si el filme ya está empezando a hacerte sentir mal físicamente.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook