VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Corredor de Fondo
Escrito por Barry Lyndon   
Jueves, 23 de Octubre de 2008


Valoración espectadores: 3.20

Corredor de Fondo (David Schwimmer, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 3,5

ImageTítulo original: Run, Fat Boy, Run
Nacionalidad: Reino Unido
Año: 2007 Duración: 100 min.
Dirección: David Schwimmer
Guión: Michael Ian Black, Simon Pegg
Fotografía: Richard Greatrex
Música: Alex Wurman
Intérpretes: Simon Pegg (Dennis), Thandie Newton (Libby), Hank Azaria (Whit), Dylan Moran (Gordon), Matthew Fenton (Jake), Harish Patel (Ghoshadi Das), India de Beaufort (Maya Das)

Página web
Trailer


Previsible, extremadamente inverosímil, simplona, muy poco original y sin ninguna gracia. ¿Es necesario continuar con mi crítica? Supongo que habrá que rellenar algunas líneas más para justificar semejantes desprecios, aunque tan sólo con lo ya expuesto, seguro que a muy poca de la gente que confíe en el criterio de este humilde redactor le quedarán ganas algunas de perder el tiempo con esta vulgar comedia romántica, al igual que quizás también con la lectura de estas líneas resumidas en la primera de ellas.

Para cualquier proyecto que pretenda divertir al público debe resultar especialmente frustrante no arrancar más risas que las de aquellos espectadores que se mondan con cualquier cosa en realidad, circunstancia que muy bien podemos aplicar a Corredor de Fondo, donde sólo vemos gags bastante estúpidos, chistes fáciles, golpes y caídas que, por cierto, sabía interpretar bastante bien el director de este despropósito, David Schwimmer, dando vida al patoso Ross de la popular serie Friends. No obstante, y por desgracia, éste ha demostrado no andar muy fino trabajando tras las cámaras por el momento.

Image

Compuesta de retales de otras películas, la historia que se nos presenta es la del típico perdedor (Simon Pegg) que dejó escapar a su novia hace años, con la cual comparte recuerdos y un hijo producto de su pasión juvenil, intentando ahora, patéticamente, acercarse de nuevo a ella. Confía ciegamente en recuperarla, pero en su esfuerzo tropezará con el nuevo novio de su amada, que es más guapo, listo y rico que él. Para colmo éste resulta encantador con el hijo de la pareja rota y parece ganarse tanto el amor de la mujer, como el afecto del niño. Todo tan visto que no hay ni un solo espectador que no sea capaz de adivinar el final de la película. Cada escena tiene su fin en la trama, pero de forma tan burda y evidente que estamos esperando que acabe cada una de ellas porque conocemos exactamente donde pretende llevarnos. ¿Las paradas de este aburrido viaje? Muy conocidas. 1ª parada: Situación de los personajes, en la cual nuestro protagonista parece estar fuera de juego por completo. 2ª parada: Queda clara la verdadera complicidad “padre biológico-hijo” frente al perfecto nuevo novio de mamá. 3ª parada. El perdedor quiere demostrar que puede cambiar…por ejemplo, ¡Corriendo una maratón en la que participa también su rival en el triángulo amoroso! .4ª parada: Escenita sentimental en la que ella recuerda los buenos momentos juntos pasados con su imperfecto, aunque adorable ex. 5ª parada: Degradación vergonzosa del personaje que nos sobra en el final feliz. 6ª parada, y fin de trayecto. Por supuesto: superación, esfuerzo, “viva papá”, besos y aplausos. ¿Les suena?

Image

Algo más, y por favor, hago extensible el asunto para cualquier temática a tratar en el cine: Es imprescindible tener una buena documentación sobre las cuestiones a exponer en pantalla. Patético, de verdad, todo lo alusivo al terreno deportivo. Sin más. Prefiero no extenderme en este punto, pues como conocedor y practicante aficionado al atletismo podría dar demasiados estacazos en este campo al, ya bastante apaleado por hoy, director de la cinta. Y no me vale aquello de “esto es cine…olvidemos la realidad”. No. No se puede hacer casi todo tan mal en las secuencias en las que aparecen personajes vestidos con ropa deportiva, que dicho sea de paso, la de cierta marca archiconocida inunda de manera infame el film.

En definitiva, bastante desfondado este corredor. Un desaguisado que no sirve ni para pasar el rato. Ni siquiera Simon Pegg, y él es un cómico bastante bueno y su actuación, de largo, lo mejor de la cinta, se salva totalmente de la quema pues como co-escritor de este guión tan desafortunado no puede marchar de rositas. ¡Vaya desastre!

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook