VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
A Ciegas (Blindness)
Escrito por Agente Cooper   
Domingo, 19 de Octubre de 2008


Valoración espectadores: 8.14

A Ciegas (Fernando Meirelles, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 8

ImageTítulo original: Blindness
Nacionalidad: Brasil - Canadá - Japón
Año: 2008 Duración:120 min
Dirección: Fernando Meirelles
Guión: DonMcKellar (novela: José Saramago)
Fotografía: César Charlone
Música: Marco Antonio Guimaräes
Intérpretes: Julianne Moore, Mark Ruffalo, Alicia Braga, Yusuke Iseya, Gael García Bernal, Yoshiro Kimura, Danny Glover

Página web
Trailer


Dejaba entrever hace poco mi compañero error humano que el cine actual puede que no palidezca tanto ante los indiscutibles clásicos que lo han precedido. Yo estoy de acuerdo con él. Posiblemente, uno de los representantes más importantes de ese grupo de irreductibles autores capaces de generarnos la duda sea Fernando Meirelles, que desde la magistral Ciudad de Dios (Fernando Meirelles, 2002) camina siempre cercano a la excelencia con historias desde la frontera, unas veces sobre la línea como en la espléndida El Jardinero Fiel (Fernando Meirelles, 2005) y otras acercándose muy mucho a ella como en ésta su nueva película: Blindness.

Retocada para su estreno americano con la eliminación de esa voz en off que tanto ha sido criticada en Cannes y Sitges (veremos que pasa con la versión española para enero de 2009), Meirelles adapta en Blindness la aclamada obra de José Saramago: Ensayo sobre la Ceguera; y lo hace teniendo muy presente su condición de autor cinematográfico, con un ejercicio visual de enorme ambición que se impone a la indiscutible profundidad narrativa de la novela sobre la que se construye, algo que podrá decepcionar a más de un seguidor de ésta. No es mi caso. En mi opinión, su complejo mensaje se presenta esencialmente inalterado en la película.


Blindness 1


Una película que escruta al hombre tras mutilarle; pero a la vez nos hace testigos de una realidad más global, que no resultará desconocida a poco que hagamos un ejercicio de inducción. De estas dos lecturas principales, la primera, acerca de nuestra sociedad, del miedo y sus consecuencias, llega con el preludio de la cinta. Una extraña epidemia provoca la pérdida de la visión de gran parte de la población (de una ciudad, del mundo, da igual). La solución más rápida –e inhumana- al problema es el completo aislamiento de los afectados en una zona de reclusión hasta nueva orden. De la mano de una esposa (Julianne Moore, en la enésima demostración de su inmenso talento) que no ha perdido la visión pero decide acompañar a su marido (Mark Ruffalo), el espectador observará todo lo que ocurre en el interior de ese edificio. Olvidados a su suerte, se establece un ecosistema regido por reglas diametralmente diferentes, que ofrecerá la segunda lectura del film; más individual, acerca de lo que hay debajo de la epidermis del ser humano despojado de vínculos sociales (la pérdida de la visión, no es más que la metáfora que explica la eliminación del carácter social del ser humano).

Tras los primeros intentos de convivencia en el edificio, la irrupción del personaje de Gael García Bernal dará al traste con cualquier propósito constructivo. Abrazando aquella famosa frase de Hobbes, el hombre se convierte, literalmente, en un lobo para el hombre y comienza un descenso hacia la completa irracionalidad, hacia la victoria del instinto animal sobre todo convencionalismo aceptado tras años de vivir en compañía. Es aquí, en este punto, donde Meirelles debía ser valiente y llevar hasta sus últimas consecuencias la historia que adapta. Y lo hace. La ley marcial se impone. La pantalla se llena entonces de podredumbre, crudeza y horror de difícil digestión para un espectador que quizá no conciba las decisiones que los personajes toman con el único objeto de la supervivencia si no digiere la película como un ejercicio de corte filosófico.


Blindness 2


No ha tardado la crítica más rancia en salir a la palestra para devaluar la película argumentando el tan manido onanismo mental (frecuente recurso del perezoso), demostrando la misma ceguera que los protagonistas de la película. Meirelles se limita a hacer algo tan sencillo y tan difícil como subrayar con su cámara el significado de lo que estamos viendo. Juega en multitud de ocasiones con el color, la luz (hay tomas que podrían pasar por auténticos cuadros de Caravaggio) o el reflejo de la imagen. Elimina objetos digitalmente y, puesto que nuestra proyección natural en la historia es el personaje que sí ve, rueda tomas en parcial o total oscuridad que sirven para aumentar la empatía del espectador con el resto de protagonistas. Recordando en algunos pasajes a Hijos de los Hombres (Alfonso Cuarón, 2006), es hiperrealista en el interior del edificio y más poético hacia el final de la cinta, donde, es cierto, devanea hacia no se sabe bien donde durante demasiado tiempo.

Concluye la película con una especie de apuesta por una natural tendencia a la unión, a la creación de una manada que, una vez establecida, goza de cierta felicidad hasta la vuelta al status quo, hasta el despertar de la pesadilla… para casi todos. Dos personajes quedan en segundo plano en medio de la alegría general en un encuadre precioso, Glover entre las sombras y Moore llena de luz. Ninguno sonríe. Cuando vean la película sabrán por qué. Y los compadecerán.

Compartir
Comentarios (4)
  • error humano

    Este Meirelles sigue con pleno en su filmografía. Todo un acierto visual el modo en que resuelve la ceguera como punto de vista. Vaya paradoja! jeje

    En fin, que es una gran película. Queda todo dicho en esta estupenda lectura que hace del film el Agente Dale Cupi. No se la pierdan. Verla es una de las razones por las que merece la pena no ser ciego.

  • inmafun

    Impresionante película, qué gran cpacidad la de Meirelles para adentrante en la trama, y qué bien cuidado el aspecto visual y estético (muy deacuerdo con error, paradoja total!!!). Hacía mucho que no disfrutaba tanto en el cine. Este tipo no hace una peli mala, es un maldito genio!!!

  • barry lyndon

    Ha sido un ejercicio filósofico interesante...visualment e muy currada, desde luego; y un apunte más: Inmafun, me hubiese extrañado que no te molara con lo que te pone el género zombie. Hay que reconocer que la cinta comparte ciertas maneras en más de un pasaje..jeje

  • inmafun

    Bien cierto es!!!

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook