VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Una Familia de Tokio
Escrito por Inmafun   
Martes, 17 de Junio de 2014


Valoración espectadores: 8.50

alt

Valoración de VaDeCine.es: 8

Una Familia de Tokyo (Yoji Yamada, 2013)Título original: Tokyo kazoku
Nacionalidad: Japón
Año: 2013 Duración: 146 min.
Dirección: Yôji Yamada
Guión: Yôji Yamada, Emiko Hiramatsu
Fotografía: Masashi Chikamori
Música: Joe Hisaishi
Intérpretes: Isao Hashizume (Shukichi), Kazuko Yoshiyuki (Tomiko), Tomoko Nakajima (Shigeko), Yu Aoi (Noriko), Yui Natsukawa (Fumiko), Satoshi Tsumabuki (Masatsugu)

Trailer


Desde el más profundo de los respetos y la más sentida de las admiraciones surge Una familia de Tokio, un reflejo actual del original clásico de Ozu y que, frente a todo pronóstico, no resulta en absoluto innecesaria, sino más bien complementaria y accesoria, en el mejor sentido de ambas acepciones.  Una excepcional forma de cerrar el círculo.

Yamada se muestra deferente con su predecesora aunque, no obstante, consigue otorgar entidad propia a su cinta mediante una visión refrescante y modernizada que consigue acercar la maravillosa trama a la contemporaneidad y analizar y contrastar así,  de forma diacrónica, sendas propuestas. De este modo, ambas versiones fluyen y se fusionan, formando un atemporal collage que se nos presenta desde dos perspectivas temporales diferentes pero que convergen delicadamente en un mismo punto: la dualidad.

alt

Tal y como ya hiciera Ozu, su devoto discípulo nos muestra, de un lado, la cotidianeidad más sencilla y amable, la esencia de lo doméstico y familiar. Como contrapunto, encontramos el monstruoso universo tecnológico, hipnótico gigante de neón que abruma y cautiva. Shukichi Hirayama y Tomiko, la adorable a la par que incomprendida pareja de ancianos, contemplarán absortos la magnificencia de los avances tecnológicos desde el enorme ventanal de su habitación de hotel. Como en un espectral limbo, la pareja se sentirá intrusa en un mundo que antagoniza con el modesto ambiente rural del que provienen. Ésta, una de las más imponentes metáforas visuales incluidas en el metraje, nos sirve para ilustrar la complejidad y sutileza que estéticamente destila la fotografía del filme. Deliciosamente estimulante.

El  Japón de posguerra de Ozu, aquél que auguraba cambios económicos y tecnológicos, queda plasmado por completo en la versión de Yamada, y la prosperidad que se vislumbraba, se manifiesta de pleno en su obra. El encuentro de tres generaciones con prioridades y pareceres de lo más dispares también aparecen como recurso central en Una familia de Tokio. El egoísmo de los hijos se disfraza de impotencia en un bochornoso intento de justificar la impasibilidad y la falta de afección para con los mayores.  Como elemento conciliador, una vez más, Noriko, la encantadora nuera, será la alegoría viviente que demuestre que los lazos familiares directos, en ocasiones, se hallan sobrevalorados.

Altamente emotiva,  subyugante y esclarecedora.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook