Para los fans de Ferrari queda la genial secuencia del autostop. Cuando parece que la cosa va para homenaje a "Sucedió una Noche", la escena se convierte en la mejor expresión de lo que la marca del Cavallino Rampante significa en Italia.