VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Asalto al poder
Escrito por Error Humano   
Jueves, 19 de Septiembre de 2013


Valoración espectadores: 5.00

Asalto al poder (Roland Emmerich, 2013)

Valoración de VaDeCine.es: 5

Asalto al poder (Roland Emmerich, 2013)Título original: White House Down
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2013 Duración: 131 min.
Dirección: Roland Emmerich
Guión: James Vanderbilt
Fotografía: Anna Foerster
Música: Harald Kloser, Thomas Wanker
Intérpretes: Channing Tatum (Cale), Jamie Foxx (Presidente Sawyer), James Woods (Walker), Maggie Gyllenhaal (Finnerty), Jason Clark (Stenz), Richard Jenkins (Raphelson), Joey King (Emily Cale)

Página Web
Trailer


MR. EMMERICH GOES TO WASHINGTON

Esta vez Roland Emmerich no necesitó que el mundo entero fuese su plató para tambalear los cimientos de la sociedad mundial. No habrá rezos en las principales plazas del planeta ni glaciaciones o arcas de Noé para salvar a la humanidad. Su tragedia se ceñirá a un único escenario, bien simbólico, ciertamente. Así, Emmerich revisita la Casa Blanca (auto-guiño incluido) y le servirá centrar su mirada en un asalto a este imponente nudo político para que al final todos parezcamos afectados por el incidente. Y en cierto modo lo estaremos, pues el guión se las idea para que detrás de un grupo de mercenarios a sueldo aparezca un villano con mayores pretensiones, alguien empeñado en borrar Oriente Medio del mapa.

Asalto al poder, aún siendo hija de quien es, juega a parecerse a muchos padres. De la oposición al pacifismo del presidente Jamie Foxx (tal vez el arquetipo que Obama pretendió ser) se adivinan ciertos tics del thriller político cuyo esbozo resulta sonrojante. De sus secuencias de acción, los modismos mal remendados de Bourne. Y en la locura de un villano capaz de desatar por su cuenta y riesgo una Tercera Guerra Mundial irrevocable, uno cree encontrar los fluidos del General Jack D. Ripper de Teléfono Rojo, aunque el maravilloso sarcasmo allí contenido le quede tan lejos a este largometraje. Evidentemente Emmerich, su genuino progenitor, sobrevolará todas estas influencias impregnándolo todo, malogrando los matices en la enésima pasada por su pasapuré: imágenes poderosas (injusto sería no reconocerlo), el cataclismo a la vuelta de la esquina, humor heróico y un buen puñado de inconsistencias en su previsible libreto. Todo eso resultará.

Tatum en su salsa y Foxx, rapero y presidente

Al final uno, avisado por las filmografías, tampoco desea exigir a un largometraje más de lo que aparentemente ofrece, pero al innegable entretenimiento sostenido durante buena parte del metraje (asegurado por un Channing Tatum con traje a medida) inevitablemente acaba por sumársele la mochila de las pretensiones de la propia película. Más cuando en su discurso político se adivina un simplismo ciertamente contraindicado si se ambiciona ser medianamente reflexivo. No debería hacer falta enarbolar banderas para demostrar patriotismo. Porque al final Roland Emmerich tira al monte y a uno le invade una extraña sensación de dejá vú. Y con el transcurso de los (demasiados) minutos se acaba por recordar dónde habíamos visto antes esta función. El preestreno fue en los cine Googolplex. Era un remake. Uno perpetrado por Mel Gibson. ¿Caballero sin espada? Sí; la del final alternativo, justo aquella versión para dinosaurios violentos.


Compartir
Comentarios (2)
  • barry lyndon

    jejeje gran remate de crítica

  • Tyler Durden

    No me digas que al final un perro es el malo!

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook