VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Tierra Prometida
Escrito por Agente Cooper   
Jueves, 25 de Abril de 2013


Valoración espectadores: 6.50

Tierra Prometida (Gus Van Sant, 2012)

Valoración de VaDeCine.es: 6

Tierra Prometida (Gus Van Sant, 2012)Título original: Promised Land
Nacionalidad: USA
Año: 2012 Duración: 97 min.
Dirección: Gus Van Sant
Guión: Matt Damon, John Krasinski (historia: Dave Eggers)
Fotografía: Linus Sandgren
Música: Danny Elfman
Intérpretes: Matt Damon (Steve Butler), John Krasinski (Dustin Noble), Frances McDormand (Sue Thomason), Rosemarie DeWitt (Alice), Scoot McNairy (Jeff Dennon), Titus Welliver (Rob), Terry Kinney (David Churchill), Hal Holbrook (Frank Yates)

Trailer

Vivimos tiempos que se aprestan a contar historias como la que Gus Van Sant nos relata en Tierra Prometida, decimosexto largometraje en su extensa, y a veces brillante, filmografía. Encontraremos entre sus fotogramas a gente humilde cegada por el dinero fácil de una compañía que paga entre 2000 y 5000 dólares por cada acre de sus tierras. Ricos de repente y de mentira sin más visión del futuro que un coche de lujo nuevo y un buen fajo de billetes en las manos para gastar. Aquí en España sabemos algo de eso. No hay gas natural bajo nuestra extensa meseta pero sí había un suelo interminable sobre el que edificar. Salvando las distancias, la fiebre fue la misma, las consecuencias para el individuo han sido similares. También el engaño desde el poder, capaz de jugar con amoralidad a dos bandas y con red.

La trama empapa durante el primer segmento del film, cuando la cámara persigue a ese equipo de negociación de la gran compañía en su trabajo de zapa. Casa por casa, familia por familia, cerrando tratos ventajistas para la empresa pivontado sobre la ignorancia y la presión del empobrecimiento a la que están sometidos sus interlocutores. La pareja (Matt Damon y Frances McDormand) se presenta tan acostumbrada al procedimiento que tienen protocolo incluso para el político corrupto con ganas de sacar partido con el que se topan antes de la asamblea local definitiva.

alt

La confrontación aparece cuando uno de los afanados ganaderos (Hal Holbrock) no solo no es proclive al acuerdo, sino que es consciente de las zonas sombrías que la compañía oculta en su negociación, hecho que pone de manifiesto durante la asamblea local logrando que se posponga la votación definitiva. Un periodo de reflexión en el que también tratará de influir Dustin (John Krasinski), miembro de una organización ecologista en contra del ‘cracking’ del terreno que Global emplea como invasivo y peligroso método de extracción del gas.

Desprovista del colmillo fino del cine de clases británico, de títulos con los que podríamos asemejarla como Tocando al Viento, la cinta va perdiendo fuerza a medida que el espectador palpa la deriva redentora que empieza a tomar el film. Escriben el guion sus dos protagonistas principales: Matt Damon y John Krasinski, actores implicados en la vida real contra este problema y demasiado polarizados, por tanto, como para facturar una obra realmente sombría, formato que, en mi opinión, deben tener este tipo de títulos y tan bien mostró Michael Mann en El Dilema. Tampoco ayuda que, por el camino, se explore una veta sentimental alrededor de los personajes de Frances McDormand y Rosemary DeWitt. La primera es aceptable, por liviana y bien resuelta atendiendo a la psicología del personaje. La segunda lo enfanga todo. Crea un triángulo amoroso difícilmente digerible que, finalmente; y tras un giro de guion bastante previsible, cataliza la transformación del diablo en ángel. En público, con discurso emotivo y sobre un fondo de barras y estrellas.

alt

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook