VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Anna Karenina
Escrito por Inmafun   
Sábado, 16 de Marzo de 2013


Valoración espectadores: 6.00

Anna Karenina (Joe Wright, 2012)

Valoración de VaDeCine.es: 6.5

Anna Karenina (Joe Wright, 2012)Título original: Anna Karenina
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 2012 Duración: 130 min.
Dirección: Joe Wright
Guión: Tom Stoppard (Novela: León Tostói)
Fotografía: Seamus McGarvey
Música: Dario Marianelli
Intérpretes: Keira Knightley (Anna Karenina), Aaron Johnson (Vronsky), Jude Law (Karenin), Domhnall Gleeson (Levin), Kelly Macdonald (Dolly), Olivia Williams (Condesa Vronsky), Ruth Wilson (Princesa Betsy)
Trailer


Joe Wright retoma el drama de época para aventurarse con la adaptación literaria de la obra de Tolstoi. Orgullo y prejuicio (2005) supuso una propuesta interesante que quedó algo empañada a posteriori por la alargada sombra de la cautivadora Expiación, más allá de la pasión (2007). Las expectativas acerca de Ana Karenina, su cuarto trabajo, no han hecho sino quedar prolongadas en el tiempo a modo de interrogante, ya que esta arriesgada propuesta deja entrever un talento incipiente que no termina de florecer con plenitud en pantalla.

Lo más destacable de esta propuesta es sin duda su puesta en escena. Su indecorosa y desvergonzada dirección artística se manifiesta sin limitaciones ni miedos, caracterizándose por una magnificente y oscura teatralidad, identificada siempre con las escenas cotidianas de la farisaica nobleza. Tom Stoppard, principal responsable del intrigante recurso, juega una ambiciosa baza que puede que no satisfaga las pretensiones de los gustos más clasicistas. Una barroca retórica se apodera de la narración, quedando ésta relegada a un segundo plano: las aliteraciones, superposiciones, juegos de planos y decorados desembocan en una artificiosa plasticidad que alcanza uno de sus cénit en la sincopada coreografía del baile de gala. Pese a las numerosas bondades en el aspecto visual, el resultado resulta frío en exceso. Casi cabría decir gélido, como la propia Rusia. Por el contrario, el idilio secundario, carecerá de todo trampantojo, evocando mediante los paisajes bucólicos la natural pureza del amor que se profesa sin condiciones, renunciando al poder y al estatus social.

Notable en la expresión cotidiana de la frustración. Cesc Gay ha confiado siempre mucho más en sus habilidades como guionista que las relativas a la dirección. Fiel al verbo a la hora de contar historias, articula sus pequeños parlamentos con esmero. Cada microhistoria esposa presentación, nudo y desenlace al pequeño ecosistema creado entre dos interlocutores. Palabras y miradas serán los únicos recursos estilísticos. xxxx () y xxxxx () se encuentran por casualidad y rememoran
Incompleta y a la vez disfrutable, Una Pistola en cada Mano supone un nuevo acercamiento -menos briullante que la notable En La Ciudad, todavía obra magna y jamás alcanzada por el director-

alt

El argumento ya es conocido de antemano. La alta sociedad  de la Rusia del XIX conforma el caldo de cultivo para el triángulo sentimental formado por Ana (Keira Knightley), Karenin (Jude Law) y Vronsky (Aaron Johnson). La figura de la adúltera, con su letra escarlata por bandera, resultará un blanco certero para la inquina de la hipócrita nobleza rusa. La banda sonora de Dario Marinelli musicaliza magistralmente los encuentros y desencuentros de esta mórbida historia de amor aunque, no obstante, la narración carezca de la enjundia que los demás aspectos técnicos aportan al conjunto, perdiéndose en diálogos excesivamente estilizados.

Uno de los principales hándicaps que el film soporta es la falta de sintonía entre los amantes. Si bien Law y Knightley consiguen el beneplácito del espectador en su rol de matrimonio pactado, el binomio Knightley-Johnson fracasa con desafortunada contundencia. La química entre los furtivos amantes es poco o nada plausible, dejando al descubierto una de las mayores carencias. El afeminado halo con que Vronsky es retratado no hace sino acentuar por contraste la solvencia de un Jude Law maduro y frio, completamente efectivo. Por su parte, la musa del director tampoco sorprende, ni para bien ni para mal. Un papel muy similar a los que ya ha desarrollado previamente, de los de evolución psicológica compleja y desbordada sensibilidad.

Esta nueva revisión cinematográfica del clásico de Tolstoi lanza un doble desafío al espectador. El primero de los guantes se materializa en un metraje excesivamente prolongado, jugando peligrosamente con el interés del espectador. El segundo, algo más afable, concierne a la subversiva forma de concebir el plano estético de la obra. Sin duda, una controvertida maniobra estilística que dará que hablar en numerosos foros.

alt

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook