Comedia romántica con protagonistas desquiciados y desquiciantes, ¿una locura de amor o un amor de locura? no lo sé, lo que sí sé es que se trata de darle un aire fresco a este tipo de largometrajes, donde el galán no es precisamente el tipo perfecto y la dama no es blanca e inmaculada, hasta el padre tiene sus aristas, un padre perfectamente interpretado por el gran Robert De Niro. He de decir que no había visto hasta el momento ningún largometraje de Jennifer Lawrence y que de Bradley Cooper solo había visto la fallida "El equipo A".
La película es entretenida pues no se hace larga a pesar de sus horas de duración y nos deja tres lecciones difíciles de olvidar: la primera es que lo mejor para adelgazar es salir a correr con una bolsa de basura a modo de sudadera, la segunda es que el baile sirve para canalizar nuestros sentimientos y además potencia nuestra concentración, colaboración y disciplina, la tercera es que debemos hacer casos a los signos que se nos presentan en la vida.
Pero si he de quedarme con algo, es con la excelente selección de canciones para la banda sonora, especialmente con la canción de Ambrosia Parsley & The Elegant Too, que suena en una de las mejores escenas, para mi gusto, de la película.