Me pareció que se le ve el plumero a la hora de hacer una peli que guste más o menos a todos y no dejarse enfangar del todo en lo que cuenta. Eso sí, la escena del accidente es sobresaliente.