VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Fin
Escrito por Dr. Manhattan   
Miércoles, 28 de Noviembre de 2012


Valoración espectadores: 3.00

Fin (Jorge Torregrossa, 2012)

Valoración de VaDeCine.es: 3

Fin (Jorge Torregrossa, 2012)Título original: Fin
Nacionalidad: España
Año: 2012 Duración: 90 min.
Dirección: Jorge Torregrossa
Guión: Sergio G. Sánchez y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: José David Montero
Música: Lucio Godoy
Intérpretes: Maribel Verdú (Maribel), Daniel Grao (Félix), Clara Lago (Eva), Blanca Romero (Cova), Carmen Ruiz (Sara), Miquel Fernández (Sergio), Antonio Garrido (Rafa), Andrés Velencoso (Hugo)

Trailer

HACIENDO HONOR A SU TÍTULO

El fin del mundo está ya demasiado manido. A la espera de nuestro anunciado e inevitable final en unos pocos días, resulta de lo más ocurrente el estreno de una cinta como Fin, ya que de confirmarse lo anterior, pasaría a ser la última que se pudo ver dentro de su categoría. Si a ello sumamos el hecho, prácticamente insólito, de tratarse de una producción española dentro de este género, la sensación de extrañeza aumenta enteros. La paradoja está en que, bajo semejantes circunstancias, lógicamente pasaría del todo inadvertida. Sino de una cinta que, por más novedosa o arriesgada que pueda parecer, no deja de ser un producto bastante imperfecto, a todas luces inacabado y que deja un cierto aroma a impersonalidad.

El cielo extraño

El debut de Jorge Torregrossa en el largo parece contagiarle de algunos de los parámetros que rigen la definición del entramado narrativo presente en la televisión, formato del que procede y donde ha demostrado hasta el momento su valía en la realización. Y es que en su filmación de este reencuentro de amigos de la juventud en un marco rural, que se ven abocados a un inesperado desenlace casi sin poder hace frente a su destino, se intuye una construcción episódica que no encaja demasiado bien en una historia donde una continuidad hubiera acrecentado la tensión que aquí apenas acontece; tampoco ayuda una definición de personajes evidentemente arquetípica y un desarrollo más bien escaso de los mismos (lo que hace que difícilmente podamos empatizar con ellos), quizás queriendo contrariar aquella sensación pero quedándose, sin embargo, escaso en el conjunto.

Si bien las anteriores irregularidades radican en el aspecto convencional del guión firmado a dos manos por Sergio G. Sánchez y Jorge Guerricaechevarría (que adaptan la novela de David Monteagudo), Torregrossa no hace grandes aspavientos para solventarlo desde la dirección. Así, la película se queda a medio camino entre la aventura, el thriller, el terror, el film de supervivencia o incluso la última muestra de cine social, sin adscribirse a ninguno de ellos completamente. De semejante simposio genérico resulta un artefacto extraño, que impone más que dialoga con el espectador, y donde su sugerencia (que la tiene: el hecho de que los personajes desaparezcan sin más, en el momento de quedarse solos, causa cierto desasosiego... aunque también nos habla a la cara y sin complejos de lo fácil que puede llegar a resultar escribir un guión) se ve truncada por un sentido de la planificación que no ahonda en el misterio en el que se ve envuelto el grupo. En este sentido, parece importar más el hecho de mostrar a un grupo de actores jóvenes y eminentemente atractivos -con el fin, quizás, de atraer a un determinado sector del público- que de explotar sus capacidades interpretativas, bastante mecánicas y predecibles en este caso.

Apuntes de la catástrofe (vaya usted a saber por qué)

Lo más loable de la cinta es, sin duda, su intento de inmiscuirse en un género copado por sus hermanas mayores hollywoodienses sin necesidad de recurrir al apabullante aparato económico y visual de las que aquellas hacen gala. Aquí impera un fin del mundo íntimo e inexplicable, que nos pilla por sorpresa y del que de ninguna manera podemos escapar; apuntado con ocasionales imágenes inquietantes pero manso en exceso, sin otros valores que aportar. Pero no se debe confundir contención con desprovisión, ni sugestión con anulación; algo parecido a probar a exprimir un limón que ya no tiene pulpa: queda el olor agrio pero se carece de lo fundamental, de su esencia. El rótulo final de Fin nunca tuvo mayor significación.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook