VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
César debe morir
Escrito por Barry Lyndon   
Jueves, 29 de Noviembre de 2012


Valoración espectadores: 9.00


Valoración de VaDeCine.es: 9

Título original: Cesare deve morire
Nacionalidad: Italia
Año: 2012 Duración: 76 min.
Dirección: Paolo Taviani, Vittorio Taviani
Guión: Paolo Taviani, Vittorio Taviani (Historia: William Shakespeare)
Fotografía: Simone Zampagni
Música: Giuliano Taviani, Carmelo Travia
Intérpretes: Fabio Cavalli, Salvatore Striano, Giovanni Arcuri, Antonio Frasca, Juan Dario Bonetti, Vincenzo Gallo, Rosario Majorana, Francesco De Masi, Gennaro Solito, Vittorio Parrella


Trailer

Enclavado entre la ficción más realista y el género documental, el glorioso regreso de los Taviani coloca ante la cámara a un puñado de presos auténticos. La película viene a complementar el experimento que el director teatral Fabio Cavalli lleva años realizando en las cárceles italianas. Su plan de observación resulta interesante: desea escrutarlos en libertad, un anhelo paradójico entre muros. Sin embargo, y a todas luces funcionando de veras, el arte se postula como poderoso elemento de escape tras las rejas del presidio romano de Rebibbia.

La representación de la obra teatral “Julio César”, del maestro William Shakespeare, servirá de terapia y esparcimiento para estos desgraciados. Del maravilloso texto del dramaturgo inglés emanan conflictos psicológicos que deambulan por sus conciencias. Los actores apenas abandonan sus personajes a lo largo y ancho del metraje, pero queda patente lo mucho que hay de ellos mismos en sus excepcionales y sorprendentes interpretaciones. Como acierto y filtro de crudeza, una maravillosa fotografía en blanco y negro cubre el largometraje de ese halo de irrealidad que libera a los participantes de su dura existencia. 


Entre celdas, patios y pasillos los internos ensayan sus papeles, pudiendo el espectador disfrutar de todas las escenas la obra completa, si bien en una versión reducida en sus diálogos. César debe morir resulta, por tanto y a fin de cuentas, una libre adaptación de esta tragedia inspirada en el célebre magnicidio y sus consecuencias. Valga esta descripción para señalar que el guión de la cinta se ciñe estrictamente a ella casi por completo, salvo en su arrancada, donde conocemos a los reos durante el casting, y en el demoledor epílogo tras la función, momento en el cual estos dejan de ser actores libres para regresar a su aciaga realidad. Un contraste brutal.

La calidad y riqueza del texto original dota cualquier versión de un interés irrefutable. Nos encontramos ante una de las obras más compactas de Shakespeare, un verdadero genio de la literatura universal. Honor, desgracia, deber y violencia se dan cita entre arrebatadores diálogos que capturan nuestra atención desde el primer instante. En esta ocasión, la insólita puesta en escena acompaña magníficamente el soberbio trabajo actoral hasta elevar esta adaptación a la altura de las mejores. Pero más allá de su enorme disfrutabilidad como tragedia teatral, un solemne corolario engrandece el discurso de esta experiencia y la distingue para nuestra reflexión: lo sabemos y parece evidente, pero la fuerza del arte en el ser humano aquí sí se presenta con absoluta claridad. Es la libertad en estado puro. El logro de los Taviani, octogenarios en su canto del cisne, es hacerla absolutamente palpable. Y es que lo más obvio no siempre resulta fácil de expresar.


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook