VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Argo
Escrito por Dr. Manhattan   
Jueves, 01 de Noviembre de 2012


Valoración espectadores: 7.71

Argo (Ben Affleck, 2012)

Valoración de VaDeCine.es: 6.5

Argo (Ben Affleck, 2012)Título original: Argo
Nacionalidad: EE.UU.
Año: 2012 Duración: 120 min.
Dirección: Ben Affleck 
Guión: Chris Terrio
Fotografía: Rodrigo Prieto
Música: Alexandre Desplat
Intérpretes: Ben Affleck (Tony Mendez), Bryan Cranston (Jack O'Donnell), John Goodman (John Chambers), Alan Arkin (Lester Siegel), Victor Garber (Ken Taylor), Tate Donovan (Bon Anders)

Página Web
Trailer


DEL ARTE DEL DISFRAZ Y LOS DUELOS DE LA FICCIÓN

La última cinta del Ben Affleck director se cuenta como un torrente de ideas que cruza géneros y arrolla convenciones para erigirse en un artefacto bastante ingenioso, además de harto curioso. Si bien, como toda turbulencia inesperada, origina daños colaterales difícilmente evitables o incluso matemáticamente cuantificables, signo de las irregularidades de su tránsito y de la opacidad de su germen seminal. No tanto en cuanto a sus raíces, en efecto demasiado clarificadas desde un primer momento -la sempiterna y temible etiqueta de “basado en hechos reales”, que aunque en esta ocasión disponga de un mayor sentido dada la acepción histórica de la película, parezca legitimar de por sí la subsiguiente narración- como en el ejercicio del desciframiento de las motivaciones que tuvo el realizador a la hora de encarar un relato como el que aquí dispensa.

Reunión de la comitiva

Porque Argo se puede entender como un film de espionaje en clave humorística; o bien justamente lo contrario. También como un thriller de carácter histórico apuntado en clave revisionista, y que usa las armas del cine para ofrecer una mirada irónica, cuando no algo más, sobre las posibilidades de la ficción para entrometerse en la más cruda realidad. También como una posible diatriba política... que tira la piedra y esconde la mano. O incluso como cine social, en su representación del triunfo colectivo, del esfuerzo conjunto en pos de la consecución de un objetivo común. Sólo así se entiende la auténtica marcianada que supone la historia del intento de rescate por parte de la CIA de un grupo de diplomáticos estadounidenses atrapados en la Irán radical de Jomeini (años 70), mediante la invención del rodaje de una película inexistente llamada Argo, enmarcada en el género de la ciencia-ficción para más inri.

Semejante historia, salida de la pluma del guionista Chris Terrio, está construída de manera sólida, sabe sembrar el terreno para el despliegue de una heteredoxa idiosincrasia estilística, denota afección por un cine de otra época que apelaba a la serie B (aun instaurándose en la primera división cinematográfica) y, sobre todo, se aleja de convencionalismos al uso en su discurrir, si bien finalmente deje un poso con cierto tufillo americano, que por suerte no se habrá visto demasiado reflejado en lo anterior a pesar de que el fondo del relato se prestase a ello. Y si esto es así es por el interés que pone Ben Affleck en pulsar sensaciones más que en transmitir cualquier clase de mensaje de signo político o moral. No es que estos no existan -no puede ser de otro modo siendo, además de muchas otras cosas, una cinta política-, sino que se ven enmascarados por una narración que prima la tensión, el dinamismo de las imágenes y la fluidez de contenido por encima de todo lo demás. En este sentido, Argo demuestra un perfecto engranaje como entretenimiento inteligente y sorpresivo, y sin embargo sotierra adrede el significado último del conflicto que viene a enseñar; trata de pulsar ambientes dentro de otros ambientes, y lo hace con soltura, gracia y descaro, pero todo este glorioso tejemaneje de índole metalingüístico anula cualquier otra interpretación y se acaba en sí mismo.

¡Un brindis por Argo!

Puede que el calculado, sugerente y finalmente corrosivo humor que recorre la película sirva como síntoma para su definición, y que su aparente capa de seriedad y la solvencia de su ejecución visual no sean más que el reverso de una mirada irónica o semi-paródica hacia un pasado tan temible como risible, quizás por ello la única manera de abordarlo con éxito. En cualquier caso, si una cosa queda clara, es la capacidad de Affleck, uno de los rostros jóvenes más visibles dentro del aparato comercial hollywoodiense de las últimas décadas, para metamorfosearse en un rictus de seriedad insospechado y así entregar films in crescendo, tan antitéticos, en fin, a la imagen que de él nos habíamos figurado.


Compartir
Comentarios (3)
  • Sr.Bean

    Se que un 6,5 no es mala nota y que no se dice que sea mala película. Pero esperaba más y mejor acogida.

    Cuando la vea comento, por que es una de las fijas para mi.

    Un saludo.

  • Rüstu

    ni mucho ni poco ni para comerse el coco...pero se deja ver muy bien. CiNE

  • Tom Doniphon  - Largometraje bien realizado y entretenido

    Cuando un largometraje de dos horas se te pasa como si fuese la mitad del tiempo solo es por una razón, es porque te entretiene y te gusta lo que estás viendo, y eso es lo que me ha pasado a mí con esta película, que se me ha pasado el tiempo volando. Cierto es que me esperaba más, después de tantos premios esperaba algo que me dejara con la boca abierta, lo que no ha ocurrido. El conjunto del filme está bien realizado, es difícil encontrarle alguna pega, la única que se podría decir es que como acostumbran en sus películas los americanos, ellos siempre son los buenos y siempre tienen la razón, pero como dicen en el prólogo del largometraje ellos pusieron a un sha que era un tirano y ahora el pueblo iraní estaba tomando represalias, así que sin contar con esta mirada unilateral todo en ella está bastante conseguido, la trama, las caracterizaciones, las localizaciones e incluso ese punto de crítica hacia el mundo del séptimo arte. El argumento se basa en el rescate de siete americanos refugiados en la embajada canadiense de Irán y el guión no deja esa línea argumental en ningún momento. El momento que se disponen a coger el avión es de lo mejorcito, con esa tensión que hace que te muerdas las uñas o que te pongas a comer palomitas compulsivamente, en cuanto al resto del metraje podríamos decir que entra dentro de la normalidad.
    En resumen: largometraje bien realizado y entretenido.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook