Es verdad, al discurso sociopolítico le falta una buena trama que lo acompañe. En todo caso, me parece un trabajo estimable, aunque no sobresaliente.