VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La sombra de los otros
Escrito por Barry Lyndon   
Jueves, 07 de Junio de 2012


Valoración espectadores: 5.00


Valoración de VaDeCine.es: 4.5

Título original: Shelter
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2011 Duración: 112 min.
Dirección: Måns Mårlind, Björn Stein
Guión: Michael Cooney
Fotografía: Linus Sandgren
Música: John Frizzell
Intérpretes: Julianne Moore (Cat), Jonathan Rhys Meyers (Adam/David/...), Jeffrey DeMunn (Dr. Harling), Brooklynn Proulx (Sammy)


Trailer

No hace mucho que, viendo un documental sobre la evolución y el creacionismo, me asombraba con el caos mental que tenían los estudiantes de ciencias de una universidad cristiana estadounidense. Sus preguntas, las investigaciones y cada una de las respuestas encontradas arrinconaban al Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob hasta la nada. Difícil de asumir para quien ha tomado la Biblia de manera demencialmente literal desde niño. En similar crisis parece encontrarse la protagonista de La sombra de los otros, una psiquiatra totalmente escéptica en cuanto a lo sobrenatural o lo que se halle fuera de sus estudios se refiere, pero que sin embargo cuelga una cruz del cuello vaya usted a saber por qué. “Me gusta considerarme una doctora de la ciencia, pero una mujer de Dios”, explica poco convencida sin saber dónde mirar. Y es que ya lo dictó el juez Roy Snyder en The Simpsons ("Lisa the Skeptic") al emitir esta orden de restricción: la religión no podrá acercarse a menos de 100 metros de la ciencia. En su no cumplimiento se ubica el argumento del film. Terreno muy pantanoso. Hay que ser extremadamente hábil para levantar algo decente sobre ello. Quizás sea posible.


En esta tesitura, presentando fenómenos extraños y ofreciendo probables soluciones lógicas, la cinta arranca con un mínimo de interés entre investigaciones y pruebas médicas sobre un caso de múltiple personalidad de imposible diagnóstico. El preámbulo ofrece un panorama esperanzador. De hecho, Måns Mårlind y Björn Stein parecen querer demostrar a Hollywood su buen manejo de las atmósferas de tensión con cierto estilo en su puesta en escena. Algunos conatos sensacionalistas levantan nuestras cejas; no obstante, la función se modera por momentos hasta aparentar cierta destreza estética y narrativa. Sin embargo, cuando queremos tener fe en sus posibilidades, en que la cara buena sea la verdadera, todo se evapora a medida que los interrogantes nos conducen al destino final: estamos ante una película de terror sin personalidad alguna ni rumbo formal.

Desfigurada la propuesta tras su sugerente punto de partida, no exento en cualquier caso de excusables efectismos baratos, la dudosa terapéutica y el thriller de cuestionable pelaje se emponzoñan aceleradamente en un viaje hacia el fantástico más vulgar acerca de posesiones y mitos cristianos, auténtico vertedero donde variados subgéneros del terror se diluyen en una cochambre apestosa. Llegada la hora del correoso psicokiller, el susto gratuito, la brujería cateta y los demonios de la América profunda, este deforme proyecto ya ha exhalado su último aliento de seducción en un mar de indefinición a todos los niveles. Ni Jonathan Rhys Meyers ni la esforzada Julianne Moore tienen demasiado que aportar a una película que se acaba transformando en una repelente barraca de feria, dejando definitivamente en evidencia que el rostro real del proyecto es el más desagradable, el de su chabacano desenlace -a imagen y semejanza de tantos protagonistas de este tipo de cintas sobre doble personalidad donde ya sabíamos la triste verdad-, aunque nos negásemos a aceptarlo.


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook