VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Star Wars: The Clone Wars
Escrito por Dr. Manhattan   
Sábado, 06 de Septiembre de 2008


Valoración espectadores: 3.67

Star Wars: The Clone Wars (Dave Filoni, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 2

Poster de Star Wars: The Clone WarsTítulo original: Star Wars: The Clone Wars
Nacionalidad: EE.UU.
Año: 2008 Duración: 98 minutos
Dirección: Dave Filoni
Guión: Henry Gilroy, Steven Melching, Scott Murphy
Montaje: Jason Tucker
Música: Kevin Kiner
Intérpretes: Matt Lanter (Anakin Skywalker, Ashley Eckstein (Ahsoka Tano), James Arnold Taylor (Obi-Wan Kenobi), Tom Kene (Yoda), Ian Abercrombie (Palpatine), Kevin Michael Richardson (Jabba the Hutt), Catherine Taber (Padmé Amidala), Mace Windu (Samuel L. Jackson)

Página web
Trailer


No hace falta ser un lince para saber el motivo principal de la existencia de una memez como ésta: el dinero. Otra vez, sí, pero tratándose de George Lucas no hay nada imposible. El hombre que forjó una saga inmemorial para millones de personas, gracias a una imaginación desbordante puesta al servicio de una historia que bebía de los clásicos de aventuras, de la mejor serie B (ésa a la que no le quedaba otra que recurrir al ingenio para paliar su escasez de medios); el hombre que constituyó su propio imperio gracias a la fundación de ILM (Industrial Light and Magic), la que es la mayor empresa de efectos especiales del mundo y con la que comenzó aquella exitosa -entonces en todos los sentidos- andadura cinematográfica. Es él y no otro, exactamente el mismo hombre, el encargado de echar por tierra su inicial grandeza (después continuada a través de su amistad y colaboración con el “Midas mayor”, Spielberg, en otra fantástica saga de la misma manera estropeada en la actualidad), cometiendo el innecesario error de continuarla inventándose su origen, pero adaptándolo -curioso giro- a los insípidos y nulamente imaginativos (que no poco productivos) tiempos cinematográficos actuales.

Así son estas Guerras Clon, la primera versión animada que tan lamentablemente ha de llevar delante ese mítico Star Wars. Las mismas dos palabras que portaron sus tres antecesoras, de las cuales esta película no es más que un remedo, un burdo y aturullado remedo, asemejándose aun más, por si fuera poco, a la segunda entrega de la ahora sextalogía.

Ahsoka Tano y Anakin Skywalker

Bien, supongo que habré de contar algo del argumento, pero considero justo tomarme el mismo esfuerzo que los guionistas pusieron en él: hay una guerra, gente del bien contra gente del mal, republicanos contra separatistas (a todo esto, ¿alguna vez os habéis hecho la pregunta, posiblemente política, de por qué los buenos son los republicanos y los malos los que van en su contra?), y en medio de todo ello está Jabba the Hutt, quien tiene el poder de inclinar la balanza de un lado u otro y a quien le raptan a su hijo, en cuyo rescate estarán interesados ambos bandos para ganarse su favor…

Obviamente, lo anterior no da para mucho. Al comienzo, una multitud de disparos que sin duda no van a ninguna parte (de hecho las muertes son tan mecánicas y similares como sus robots, sin ninguna clase de brío en lo que sin duda viene a ser una guerra de postín). En mitad de ese fuego electrónico, los personajes ya conocidos -en imitación de su calaña más reciente, la simplona y simpaticona con el público menos adulto- además de algunos nuevos que desvirtúan aún más la propuesta hacia una postura infantil casi insoportable (la joven aprendiz jedi, Ahsoka Tano, y su lindezas en forma de sustantivación: “Skyguai”, “R2sito”, o “Huttito” y “apestosito” para el pequeño de Jabba son algunas de sus perlas definitorias; de verdad que no me lo estoy inventando). Finalmente, una animación que refuerza la idea anterior por su falta de pulimento (trazos gordos en el dibujo general, fielmente reflejados en los poco trabajados rostros, inexpresivos y siempre peinados, faltaría más), de diseño (basado en la imitación, sin lugar a la improvisación) y de movilidad (es la “cámara” y alguno de sus habilidosos movimientos durante determinadas escenas de batalla la única capaz de impulsar a sus personajes y sacar del estatismo general a la propuesta, en lo que supone el único efecto destacable de la misma); una animación muy pobre en definitiva. Claro, que no es de extrañar, debía estar a tono con la cinta. Lo peor es que habrá más…

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook