VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Soul Surfer
Escrito por Barry Lyndon   
Viernes, 27 de Abril de 2012


Valoración espectadores: 4.00


Valoración de VaDeCine.es: 4.5

Título original: Soul Surfer
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2011 Duración:  106 min.
Dirección: Sean McNamara
Guión: Sean McNamara
Fotografía: John R. Leonetti
Música: Marco Beltrami
Intérpretes: Helen Hunt (Cheri), Dennis Quaid (Tom), AnnaSophia Robb (Bethany), Lorraine Nicholson (Alana)

Página Web
Trailer

“No necesito saber que será fácil, necesito saber que es posible” afirma nuestra protagonista cuando decide volver a surfear tras perder un brazo por el ataque de un tiburón. Desde luego, parece un buen punto de partida para una historia de superación. De sus palabras creemos intuir el carácter del personaje en cuestión, Bethany Hamilton, quien resulta ser un magnífico ejemplo de lucha contra un duro golpe del destino. Su valiente batalla hubo de ser (y aún es) titánica en la vida real, sin duda colmada de dolor, sacrificio y muchísimo entrenamiento físico; sin embargo, este biopic no logra transmitir todo ello con su raquítico y sensiblero guión, sino que más bien es el espectador quien imagina la cara más fea -y más interesante- de esta historia verídica en base a las líneas generales de la épica; esto es, una promesa del surf es trágicamente mutilada y se repone hasta lograr ser una figura de su disciplina deportiva. Queda claro que el asunto fue extremadamente dramático y complejo, y ya desde la misma naturaleza del personaje, una adolescente, nada más y nada menos, con todos los problemas que esa difícil edad conlleva de por sí. Es obvio que tan arduo camino frente a la desventura daba para un film de más enjundia. Esta deportista merecía mejor aprovechamiento en cine, y no quedarse en la sensación que ya es en USA. Pero claro, ¿qué cabía esperar del director de Brazt: la película y de Escucha mi voz, entre otras perlas teenager...?


Si a la tibieza a la hora de afrontar el drama real sumamos la escasa definición de los personajes, con alguno que roza lo abyecto (su principal rival en la competición), y cierto tufillo a manual evangelista de autoayuda, con viaje catártico en una misión religiosa de por medio, nos queda un producto que quizás cuele entre el público americano más conservador y menos exigente, pero bastante flojo como muestra cinematográfica con alguna mínima aspiración, por mucho que esta dosis (generosa) de fe en Dios esté justificada porque realmente ayudara a Bethany.

En definitiva, queda claro que la producción ha decidido por su cuenta y riesgo esquivar lo máximo asumible el trauma salpicado de sudor, sangre y lágrimas; el verdadero gancho de la hazaña. Un error. La verdad, no hay que ser muy imaginativo para plantearse la auténtica de crudeza de una odisea tan particular. Si se nos priva de la porción adecuada de realidad y miseria, la cinta sólo puede naufragar a orillas de convertirse en un híbrido entre Baywatch Hawaii y el Disney Channel. Y es que resulta evidente que algo va a chirriar cuando una historia excepcional se pretende filmar y narrar de una manera tan exageradamente convencional y liviana. La consecuencia es que todo nos termina por parecer ordinario, con lo cual podemos convenir, sin nada más que añadir, que esta película sencillamente no puede funcionar desde esta perspectiva.


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook