"sorprenderse con la carcajada ocasional y la sonrisa perenne en el rostro". Tal cual.