VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La edad de la inocencia
Escrito por Herbert West. Colaborador   
Sábado, 21 de Abril de 2012


Valoración espectadores: 6.00

alt

Valoración de VaDeCine.es: 6

Martin Scorsese, 1993Título original: The Age of Innocence
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1993 Duración: 133 min.
Dirección: Martin Scorsese
Guión: Jay Cocks, Martin Scorsese
Fotografía: Florian Ballhaus
Música: Elmer Bernstein
Intérpretes: Daniel Day-Lewis (Newland Archer), Michelle Pfeiffer (Ellen Olenska), Winona Ryder (May Welland)


Trailer

Martin Scorsese está considerado, con todo merecimiento, como uno de los grandes directores de la historia del séptimo arte. No en vano, a lo largo de su carrera se ha ido ganando el aplauso de crítica y público, consecuencia de un talento que ha quedado más que demostrado en obras maestras de la categoría de Taxi Driver, Toro Salvaje o Uno de los nuestros. Por consiguiente, no sería de recibo y habría que ser muy osado, a la vez que pedante, para intentar encontrar defectos en su perfeccionista manera de hacer cine. Afortunadamente, el que suscribe, a riesgo de ser tachado de prepotente y pejigueras, está dispuesto a rebuscar las carencias del realizador neoyorquino, aunque para ello tenga que ganarse las enemistades de algún que otro cinéfilo (incluido algún compañero de Vadecine). Y es que, en la película que hoy nos ocupa percibimos, en su máxima expresión, una de las lacras que acompañan al cine de Scorsese: su lánguido ritmo. De tal forma, La edad de la inocencia resulta aburrida y lenta hasta la extenuación, y aunque cuenta con un interesante argumento basado en la novela romántica del mismo nombre, su total defecto de cadencia, tanto narrativa como visual, conforma un excesivo hándicap tan solo soportable con una buena jarra de café, único remedio para evitar caer en brazos de Morfeo. Por si fuera poco, (y aquí encontramos otra carga endémica made in Scorsese) el film no se entiende con facilidad, siendo frecuente perderse durante la historia, más de una vez, ante un argumento sencillo que el realizador se empeña en embarullar (a lo que no ayuda una cargante voz en off).

alt

No obstante, y como suele ser habitual en Scorsese, las excelsas virtudes de su cine ocultan en parte lo grosero de alguno de sus defectos. Así, en La edad de la inocencia encontramos un perfecto retrato de la alta sociedad neoyorquina del siglo XIX, cuyo mensaje crítico hacia la hipocresía y doble moral de la época calan profundamente en el espectador. Mensaje éste que el director, mediante un creíble y delicioso triángulo amoroso como línea argumental, sabe transmitir con sensibilidad pero a la vez sin tapujos, y a través de algunas escenas absolutamente magistrales; especialmente inspirado resulta su genial e inolvidable desenlace que llega a conmover al corazón más frío. Aunque esta apasionante personalidad de la historia no podría haber sido posible sin la soberbia actuación del trío protagonista; una vez más Daniel Day-Lewis y Michelle Pfeiffer bordan sus papeles, pero sería Winona Ryder quien merecería la nominación al Oscar.

alt 

A todo este loable contenido no le desmerece ni lo más mínimo el continente que lo envuelve, siendo ésta su parte más destacable; de esta forma, el diseño de producción es exquisito, donde fotografía, música y vestuario se complementan a la perfección, dando como resultado una cinta con una estética casi pictórica, cuyo visionado es un auténtico placer para los sentidos. Lástima que semejante despliegue de talento no se vea aprovechado para concluir una película redonda, pues excluye de sus pretensiones esa máxima a la que el cine siempre debe aspirar por encima de todo: el entretenimiento.



Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook