VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Malas calles
Escrito por Mr. Sandman   
Domingo, 26 de Febrero de 2012


Valoración espectadores: 6.00

Póster

Valoración de VaDeCine.es: 7

Póster


Título original: Mean Streets
Nacionalidad: U.S.A.
Año: año Duración:  106 min.
Dirección: Martin Scorsese
Guión: Martin Scorsese y Mardik Martin
Fotografía: Ken Wakeford
Música: Varios artitas
Intérpretes: Harvey Keitel (Charlie); Robert DeNiro (Johnny Boy); David Proval (Tony)


“Los pecados no se redimen en la Iglesia, se redimen en las calles”. Con esta afirmación, resumen anticipado de los vaivenes del protagonista, comienza la película que marca la llegada a las grandes ligas de Martin Scorsese. Encuadrado dentro de la generación que cambió el cine estadounidense en los años 70, codo con codo junto a Coppola, Lucas, Spielberg y algunos más, Scorsese empieza a afinar la forma de llevar a la pantalla las obsesiones que como buen hijo de inmigrantes italianos marcaron su vida y su forma de ser a fuego desde su infancia. Así, la historia de ese demasiado blando aprendiz de mafioso que encarna Harvey Keitel empieza a dejar pinceladas sobre el mundillo que nos contaría en profundidad en Uno de los nuestros, y que ya había quedado retratado magistralmente en El padrino. Sin embargo aquí Scorsese, todavía un poco disperso a la hora de contar historias, se centra en cómo afectan al protagonista sus relaciones con los diferentes estamentos del conjunto, sin querer abordar la difícil tarea de intentar explicar el funcionamiento de éste. No es tanto una película sobre la mafia como de conflictos entre personajes en esa jungla llamada Little Italy.

Malas calles

Desde la primera escena, homenajeada al comienzo de Trainspotting, Scorsese mezcla los ingredientes de los que disponía en su juventud como director de forma un tanto atropellada, de manera que los buenos momentos de descripción de personajes se superponen con algunos que frenan el ritmo por su afán de dar algo nuevo, como si el metraje reprodujera la propia búsqueda de sí mismo como cineasta que mantenía en su interior el propio realizador. Las claras influencias tempranas de la Nouvelle Vague francesa, el amor por el cine, el uso de la música, los personajes que no pueden escapar de su destino…Todos los elementos se encuentran en una nube que no acaba de focalizar de forma precisa qué quiere contar, pero que sirven de buen ejercicio para las obras maestras que vendrían después. Exceso de personajes o ciertas escenas que se alargan a partir de un punto sin necesidad son dos ejemplos de lo antes comentado, pero todo ello no impide que las brutal frescura de las imágenes transmita muy de cerca lo que suponía vivir en un lugar tan alejado de tus orígenes, por mucho que todo el entorno intente no olvidarlos, y la extraña mezcla entre nostalgia y ganas de hacerse un nombre que personifican todos los estratos de individuo que pululan por la pantalla.

Contando con un gran plantel de actores entre los que destacan el que fue su actor fetiche de los primeros tiempos, Keitel, y un Robert DeNiro que entrega su primera gran actuación, y que además luce un aspecto de lo más cool, por qué no decirlo, Scorsese extrae lo mejor de ellos y no se cansa de experimentar minuto tras minuto, lo que deja grandes muestras de su potencial tras la cámara pero hace que el conjunto no sea homogéneo, más bien irregular, como si el alumno aventajado probara parte de sus trucos formales en su trabajo de fin de curso. Sea como sea, y viendo lo que vendría después, se puede decir que esta es la plataforma de lanzamiento de unos de los más grandes directores de la Historia del cine.


Tags: Malas calles  Scorsese  Keitel  DeNiro  
Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook