VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Troll Hunter
Escrito por Barry Lyndon   
Jueves, 26 de Enero de 2012


Valoración espectadores: 3.00

Valoración de VaDeCine.es: 4.9

Título original: Trolljegeren (Trollhunter)
Nacionalidad: Noruega
Año: 2010 Duración: 90 min.
Dirección: André Øvredal
Guión: André Øvredal
Fotografía: Hallvard Bræin
Música: -
Intérpretes: Otto Jerpersen (Hans), Hans Morten Hansen (Finn), Thomas Alf Larsen (Kalle), Johanna Morck (Johanna)


Trailer


La raza de los trolls es una de las más importantes figuras mitológicas del folclore escandinavo. Según la tradición nórdica, se trata de enormes y temibles seres antropomorfos que moran en aquellos gélidos bosques. Como queda claro, de ningún lugar mejor que de Noruega nos podía llegar una cinta sobre estos gigantes fantásticos. Allá todavía asustan a los niños con sus leyendas, conservando la fascinación por estos monstruos para su total arraigo en la cultura del país. Así pues, a priori parece bastante interesante que una película noruega fabule sobre la realidad de los trolls más allá del mito, construyendo una ficción en la que el gobierno sabe de su verdadera existencia y les controla o extermina por medio de una organización secreta que oculta el caso al resto del Mundo. El punto de partida es atractivo, sin embargo la forma de presentarlo como falso documental hunde el proyecto casi en el ridículo.

Y la razón principal de su insensatez es evidente: no se puede proyectar realidad, con la sana intención de inquietarnos mediante ella, sin desvincularse nítidamente de la leyenda literal. Y es que valerse del hiperrealismo como recurso demanda una inapelable coherencia argumental, lo cual resulta imposible cuando se mezclan explicaciones científicas con elementos fantásticos y religiosos absolutamente delirantes por la normalidad con la que son insertados. Parece lógico que el tono válido hubiese sido en cierta medida desmitificador, desvelando cómo la exageración y una obviada base empírica forjaron falsas creencias sobrenaturales; pero no, aquí se mantiene firmemente el cuento que ha perdurado durante siglos, y para más inri nos lo combinan con biología demencial sin el más mínimo pestañeo. Para muestra de su abochornante pisto de ideas, sólo hay que contrastar las secuencias en las que una veterinaria analiza los glóbulos rojos del animal (mamífero para más señas) con las reiterativas escenas que insisten en la avidez de sangre de cristianos (¿?) que estos seres sienten. Como es lógico, este caos de conceptos enfrentados nos aparta del discurso según avanza el metraje, agravando la situación unos comportamientos contradictorios e incomprensibles en los personajes de su definitivamente absurdo y forzadísimo guión.

Noruega directo

En la lista de pros encontramos los maravillosos paisajes de la preciosa Noruega, a la que esta cinta hace un favor desde el punto de vista de promoción turística, y una correcta realización técnica, efectos especiales incluidos, aspecto más destacable si cabe teniendo presente el modesto presupuesto del proyecto. Puede que todo ello hubiera lucido de alguna manera en una convencional dramatización, ya que los pasajes en los que hacen aparición los trolls están francamente conseguidos, además de lograr impresionar. No obstante, su descabellado planteamiento y la nula energía del resto del film tiran por el suelo las aspiraciones de una película que sencillamente no funciona, por muy loable que sea el intento haciendo frente a su austeridad.

La raza de los trolls es una de las más importantes figuras mitológicas del folclore escandinavo. Según la tradición nórdica, se trata de enormes y temibles seres antropomorfos que moran en aquellos gélidos bosques. Como queda claro, de ningún sitio mejor que de Noruega nos podía llegar una cinta sobre estos gigantes fantásticos.  Allá todavía asustan a los niños con sus leyendas,  conservando la fascinación por estos monstruos en la arraigada cultura del país. Así pues, a priori parece bastante interesante que una cinta noruega  fabule sobre la realidad de los trolls más allá del mito, construyendo una ficción en la que el gobierno sabe de su verdadera existencia y les controla o extermina por medio de una organización secreta que oculta el caso al resto del Mundo. El punto de partida es atractivo, sin embargo la forma de presentarlo como falso documental hunde el proyecto casi en el ridículo. Y la razón principal de ello es evidente: no se puede proyectar realidad, con la sana intención de inquietarnos mediante ella, sin desvincularse nítidamente de la leyenda literal. Y es que valerse del hiperrealismo como recurso demanda una inapelable coherencia argumental, lo cual resulta imposible cuando se mezclan explicaciones científicas con elementos fantásticos y religiosos absolutamente anti-natura y delirantes. Para muestra de su abochornante pisto de ideas, sólo hay que contrastar las secuencias en las que una veterinaria analiza los glóbulos rojos del animal (mamífero para más señas) con las reiterativas escenas que insisten en la avidez de sangre de cristianos que estos seres sienten. Como es lógico, este caos de conceptos enfrentados nos aparta del discurso según avanza el metraje, agravando la situación unos comportamientos contradictorios e incomprensibles en los personajes de su definitivamente absurdo guión.

En la lista de pros encontramos los maravillosos paisajes de la preciosa Noruega, a la que esta cinta hace un favor desde el punto de vista turístico, y una correcta realización técnica, efectos especiales incluidos, aspecto más destacable si cabe teniendo presente el modesto presupuesto del proyecto. Puede que todo ello hubiera lucido de alguna manera en una convencional dramatización, ya que los pasajes en los que hacen aparición los trolls están francamente conseguidos, además de lograr impresionar. No obstante, su descabellado planteamiento y la nula energía del resto del film tiran por el suelo las aspiraciones de una película que sencillamente no funciona.

 

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook