Una vez decía Paul Greengrass que Bourne era un tío de izquierdas y que Bond era un cerdo imperialista. Lo mismo les pasa a éstos. Como dice uno de ellos, son lo que se interpone entre occidente y el comunismo. Cerdos imperialistas pero sin efectos especiales. La simple amenaza de una repatriación forzosa ya les hace cantar como sopranos :)