VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La conspiración
Escrito por Barry Lyndon   
Jueves, 08 de Diciembre de 2011


Valoración espectadores: 7.00

Valoración de VaDeCine.es: 7

Título original: The Conspirator
Nacionalidad: U.S.A
Año: 2011 Duración: 122 min.
Dirección: Robert Redford
Guión: Gregory Bernstein, James D. Solomon
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Música: Mark Isham
Intérpretes: James McAvoy (Frederick Aiken), Robin Wrigth (Mary Surratt), Kevin Kline (Stanton), Tom Wilkinson (R. Johnson)


Trailer

El nuevo trabajo de Robert Redford tras las cámaras nace con un propósito nítido: el de invitarnos a reflexionar sobre la justicia, sobre la necesidad de seguir sus procedimientos a rajatabla por encima de cualquier sentimiento e interés. Personalmente estoy con su discurso. Lo estaba con anterioridad al visionado de esta interesante cinta, pero podríamos decir que ésta ha cumplido sus objetivos reafirmando mi opinión al respecto. Respetar los principios y plazos judiciales es la medida de garantía a la hora de preservar los derechos por los que tanta sangre se ha derramado. La Constitución y las leyes nos permiten vivir en una sociedad civilizada. Resulta vital mantener su imperio por encima de cualquier circunstancia. Su poder ha de ser incuestionable. Este tipo de textos aprobados por el pueblo deben existir y prevalecer en todos los estados y países del Mundo. Pero hay algo mucho peor y más peligroso que carecer de normas fundamentales, y eso es saltarse sus dictados a conveniencia.

Para desarrollar su loable exposición, el realizador se vale de uno de tantos procesos en los que la irregularidad ha campado a sus anchas: el del enjuiciamiento de los presuntos conspiradores en el asesinato de Abraham Lincoln, un pasaje histórico en el que, al igual que en el caso del pueblo y sus gobernantes, la sed de venganza afecta al joven abogado encargado de la defensa, viendo contrapuestos sus férreos ideales con el dolor padecido ante la pérdida de su querido Presidente.

Abogadooooo

Con tan atractivo material, sin duda escogido por Redford ante los evidentes paralelismos que en ocasiones brinda el discutible sentido de la justicia de su país, el célebre cineasta construye un drama judicial tremendamente absorbente. En él encontramos una estructura narrativa solvente, convenientemente acompañada de la notable construcción de su personaje protagonista, unas interpretaciones a la altura (soberbio James McAvoy), grandes discursos, logrado suspense y una fotografía de lúgubre pero de eficaz cromatismo.

La realización podría ser acusada de modesta y poco arriesgada, quizás por limitarse fundamentalmente al rodaje en interiores de aspecto tristón; sin embargo, aunque la propuesta parezca humilde, entiendo que ésta es una circunstancia más bien motivada por la búsqueda de una ambientación creíble, de una afligida atmósfera del siglo XIX que, por cierto, logra consolidar. En contra sí destacaría varios flashbacks que no encajan con armonía y rompen la elegancia de la narración. En cualquier caso, pese a querer mostrarse algo austera desde el punto de vista técnico, la obra culmina con una secuencia en su tramo final ciertamente poderosa que demuestra gran talento tras las cámaras; un instante magníficamente rodado que nos conmueve e inunda de impotencia. En definitiva, estamos ante una de esas películas que, más allá de su incuestionable valía cinematográfica, se defiende como realmente necesaria. Y es que hay hechos que no deberían ser olvidados en nuestra evolución como sociedad. He aquí un buen ejemplo.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook