VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Un método peligroso
Escrito por Inmafun   
Martes, 29 de Noviembre de 2011


Valoración espectadores: 5.25

Un Método Peligroso (David Cronenberg, 2011)

Valoración de VaDeCine.es: 7,0

Un Método Peligroso (David Cronenberg, 2011)Título original: A Dangerous Method
Nacionalidad: Canadá
Año: 2011 Duración:  93 min.
Dirección: David Cronenberg
Guión: David Cronenberg (Novela: Christopher Hampton)
Fotografía: Peter Suschitzky
Música: Howard Shore
Intérpretes: Keira Knightley (Sabina), Viggo Mortensen (Freud), Michael Fassbender (Jung), Vincent Cassel (Otto Gross)

Página web
Trailer

Con Un método peligroso, Cronenberg declama abiertamente algo que, seguramente, anhelaba de un tiempo a esta parte: reformular su peculiar e icónica concepción del séptimo Arte. La desproporción de la imagen y la constante búsqueda de la nausea (más física que existencial) han sido el leit motiv del cine del canadiense. Escatología, vísceras y ciencia ficción conforman una tríada inseparable -válgame el intencionado uso de uno de sus más reputados títulos-. A pesar de haber maniobrado hacia un cine efectivamente más maduro, sus últimas incursiones resultan igualmente descarnadas, tal y como ya pudimos apreciar en Promesas del Este (2007) y en Una Historia de Violencia (2005).

La evolución ha seguido su curso. En esta nueva cinta, el brillante realizador asume nuevos retos aunque, bien es cierto, no quedan tan lejos de la hiperbólica morbilidad que solía invadir su cine y de la cual muchos hemos consentido ser complacientes y agradecidas víctimas. Del mismo modo, el realizador trata a través de Sabina (Knightley) el quebradizo y resbaloso límite que separa el dolor del placer y la sumisión del poder.

alt

El peso de la novela en la que se basa el proyecto enturbia en ocasiones el conjunto de la cinta, aquejada de algún que otro desequilibrio en la evolución/mutación de los personajes. No obstante, en esta adaptación de Christopher Hampton, Cronenberg innova sorprendentemente con respecto de su recurrente universo personal. El realizador dejará de apoyarse en la versátil crudeza de la imagen para pasar a sustentar su tesis en palabras. Sabiamente hilado mediante el omnipresente género epistolar, el  guión resulta igualmente nocivo al emplazar la palabra como elemento figurativo con el que evocar la imagen. Así, este complejo puzzle de cartas, patológicas perversiones y dominación se asienta sobre el interesantísimo concepto del psicoanálisis. Freud (Mortensen), su discípulo Jung (Fassbender) y la paciente de éste, Sabina (Knightley) oscilan trémulos y veleidosos en un caprichoso microcosmos de admiración y sensualidad en el que las relaciones personales y la filosofía no pueden ser escindidas.

Tal y como sucediera años atrás, Cronenberg vuelve a unificar muerte y sensualidad en éste, su último filme. Del mismo modo que en Crash (1996) diseccionaba este pernicioso binomio mediante la imagen explícita, recurso que otrora fuera la esencia primigenia y motor de su cine, ahora, en Un método peligroso, acierta a contenerla tácita. Explotando la palabra como sustituto visual, el destacad
o realizador atina evocando en detrimento de la exhibición profusa. Dos vertientes de un mismo cineasta, y no obstante un mismo fondo. Tan violento y sinuoso como siempre.

alt

Compartir
Comentarios (6)
  • inmafun

    Enjutísima knightley, hay escenas en las que da miedo de delgada que está.

  • Dialoguista

    Gran reseña para una peli que no esta gustando mucho aún estando muy bien hecha. A mi particularmente me gustó mucho. Tiene sus cosillas que no me agradaron, pero cumple en general más que bien.
    Saludos!!!

  • inmafun

    Cronenberg siempre tiene algo bueno que decir!

  • Jose Garcia Martinez  - Me ha dejado indiferente

    Nos encontramos ante un David Cronenberg más clásico y austero que de costumbre, y seguramente más aburrido y tedioso, por lo menos para mí gusto. El largometraje está basado en la obra teatral “The thalking cure” de Christopher Hamptón que también firma el guión. Que aborda la relación a tres bandas entre un doctor y su paciente, y el doctor y su mentor.
    En cuanto a los actores están todos sobrios y correctos, a excepción de Keira Knightley, que sobreactúa exageradamente, Viggo Mortensen esta irreconocible en el papel del psicoanalista Sigmun Freud, pero yo me quedo con el breve pero no menos importante trabajo de Vicent Cassel como el libertino Otto Gross.
    A destacar las localizaciones, la fotografía y la Bso. Quizás sea necesario un doble visionado para poder apreciar la magnitud de la obra, pero en un primer visionado a mí personalmente me ha dejado indiferente.

  • inmafun

    El doblaje no creo que beneficie en nada a Knightley en esta cinta. V.O.S. (siempre)recomendable.

  • maniac  - un peñazo

    Obviamente, D.Cronenberg ya no es lo que era pero esta película no aporta demasiado al espectador para que se entere, en primer lugar, qué es el psicoanálisis (hilo conductor del film, pues si no, no existiría la película por mucho triángulo amoroso que hubiera)y luego las relaciones entre los personajes, que no llegan a ser lo profundas que debieran, sobre todo entre los dos actores.

    Más bien parece una película de época con pocas pretensiones y donde se ha profundizado poco.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook