VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La muerte y la doncella
Escrito por Inmafun   
Jueves, 24 de Noviembre de 2011


Valoración espectadores: 8.50

La muerte y la doncella (Roman Polanski, 1994)

Valoración de VaDeCine.es: 7,8

La muerte y la doncella (Roman Polanski, 1994)Título original: The Death and the Maiden
Nacionalidad: Reino Unido
Año: 1994 Duración: 103 min.
Dirección: Roman Polanski 
Guión: Ariel Dorfman y Rafael Yglesias (Teatro: Ariel Dorfman)
Fotografía: Tonino Delli Colli
Música: Wojciech Kilar
Intérpretes: Sigourney Weaver (Paulina),Ben kingsley( Miranda) stuart Wilson(Gerardo Escobar)

Trailer


Tres personajes y una casa. Poco o nada más. Minimizando los recursos y llevándolos al límite de sus posibilidades estéticas y trascendentales, Polanski explora las consecuencias de la tortura en el ser humano.  En un sinuoso recorrido por la siniestra psicología comportamental que sigue al indescriptible sufrimiento de la víctima, el realizador nos va sumergiendo en un claustrofóbico y demencial infierno espiritual en el que la duda inunda todo lo que nos rodea. A medio camino entre el cine y el teatro, La muerte y la doncella compone una obra sublime que consigue estremecernos e incomodarnos con su inquebrantable brutalidad.

alt

Si bien Polanski ya había demostrado en obras anteriores un gran interés por la mente humana y sus siniestros mecanismos defensivos y expiatorios -Repulsión (1965) sería uno de los más claros exponentes- es en esta cinta que nos ocupa donde despliega de forma arrolladora toda su artillería pesada. Venganza, ira y redención. La línea que divide los roles del verdugo y del mártir se vuelven tan permeables que son constantemente trocados. Jugando con la incertidumbre y el desconocimiento (de los personajes y del espectador), la tensión se vuelve insoportable a medida que le filme avanza. Así, el clímax llegará con el alba, momento definitorio que consigue alzarse glorioso gracias a un punto y aparte que remata y cierra circularmente el descarnado epílogo: la interpretación de La muerte y la doncella de Schubert.

Weaver en el papel de Paulina aportará con su interpretación todo un muestrario de cicatrices indelebles en una actuación magistral, tan llena de matices y tonalidades que aflige tanto como perturba. Su contrapunto, Kingsley, el doctor Miranda, elegante y desesperantemente contenido en su papel, consigue hacernos partícipes  del desafío, poniendo a prueba nuestra templanza (y la suya). Sin duda unas excelentes actuaciones que complementan de manera magistral un guión repleto de genialidades. Una violenta y descarnada danza que consigue acercar la obra homónima de Ariel Dorfman (1991) a la gran pantalla respetando de forma deliciosa el formato original.

alt

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook