VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
El pianista
Escrito por Barry Lyndon   
Domingo, 20 de Noviembre de 2011


Valoración espectadores: 8.50

Valoración de VaDeCine.es: 9

Título original: The Pianist
Nacionalidad: Reino Unido
Año: 2002 Duración: 148 min.
Dirección: Roman Polanski
Guión: Ronald Harwood (Libro: Wladyslaw Szpilman)
Fotografía: Pawel Edelman
Música: Wojciech Kilar
Intérpretes: Adrien Brody (Wladyslaw), Emilia Fox (Dorota), Michal Zebrowski (Jurek), Ed Stoppad (Henrik)


Trailer

Corren tiempos duros. Quizás por ello se hace aún más complicado digerir la tremenda realidad de películas sobre la II Guerra Mundial, un vergonzoso conflicto que aún sentimos cercano. También en sus años previos la situación económica recrudeció las diferencias políticas y sociales hasta crear un infierno en vida. No quisiera ser agorero, pues parece irrepetible un horror semejante en nuestra Europa unida. Entonces nos asustamos de veras y La Declaración Universal de los Derechos Humanos debería abrir un abismo entre ambos panoramas. Sin embargo, no estoy completamente seguro de que hayamos cambiado tan radicalmente desde entonces. Nos creemos demasiado civilizados hoy en día, pero me pregunto hasta qué punto pensarían lo mismo nuestros abuelos. El caso es que viendo esta cinta, contemplando cómo familias modernas lo perdían todo de la noche a la mañana, no observo diferencias fundamentales entre aquellas gentes y nosotros. Y eso me aterroriza.


Con este sobresaliente drama, Polanski trata el Holocausto judío desde la perspectiva del pianista Wladyslaw Szpilman, quien protagonizó una intensa odisea de supervivencia jalonada de momentos en los que lo mejor y peor de la condición humana le zarandean sin cesar. Valiéndose de su biografía, el talentoso Polanski levanta un film realmente impresionante sobre un escalofriante pasaje que ha de ser superado pero jamás olvidado. De la mano de un guión formidable y una factura técnica asombrosa en todos los aspectos, la inhumanidad que sacudió el ghetto judío de Varsovia logra traspasar la pantalla para hacernos partícipes de la impotencia sufrida por sus protagonistas. La película es ciertamente atroz por cuanto contiene de realismo, pero a la vez encuentra conmovedores momentos repletos de hermosura y pura magia cinematográfica. En su absorbente juego de contrastes queda lugar para la esperanza, sin embargo durante todo el metraje planea una sombra de muerte: comprendemos cómo un arbitrario disparo en la cabeza arrebata todo cuanto contiene de fascinante un ser humano, brutal sensación plasmada en una secuencia tremenda e inolvidable; la del moribundo Szpilman ante su enemigo, tocando el piano y la fibra sensible al compás.

El trabajo de Polanski es impecable y apenas dejó lugar para el debate en su día. Así, el esfuerzo del equipo de producción sería merecidamente agasajado con multitud de reconocimientos y galardones, entre los que destacan la Palma de Oro en Cannes y tres Oscars de la Academia: los de Mejor Director, Guión adaptado e Interpretación para un Adrien Brody que merece mención aparte tras esculpir la tristeza en su rostro como pocas veces recuerdo haberla contemplado en un cine.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook