VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio
Escrito por Error Humano   
Domingo, 30 de Octubre de 2011


Valoración espectadores: 6.86

alt

Valoración de VaDeCine.es: 7,5

altTítulo original: The Adventures of Tintin: Secret of the Unicorn
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2011 Duración: 107 min.
Dirección: Steven Spielberg
Guión: Steven Moffat, Edgar Wright, Joe Cornish (Cómic: Hergé)
Fotografía: Janusz Kaminski
Música: John Williams
Intérpretes: Animación Capture Motion: Jamie Bell (Tintín), Andy Sherkis (Cpt. Haddock), Daniel Craig (Sakharine), Simon Pegg (Hernández), Nick Frost (Fernández)

Página web
Trailer

TREPIDANTE HOMENAJE AL TRAZO DE HERGÉ

Aventuras y misterios pueblan las inolvidables viñetas de Hergé y su Tintín; elementos también usualmente presentes en la filmografía de Steven Spielberg, idóneo adaptador al cine de los tebeos del reportero belga más universal: Tintín, cuya sempiterna juventud, respingón flequillo e inquieto espíritu poblaron los sueños infantiles de multitud de niños de diferentes generaciones y muy diversas lenguas. Los míos, tal vez los suyos, lector de este texto, y seguro los de Peter Jackson, coproductor del filme y, si así lo quiere el público, futuro realizador de la segunda empresa de Tintín en la gran pantalla, proyecto en el que Spielberg y Jackson planean intercambiar roles.

Para la primera, ésta que nos ocupa, se decidieron a adaptar El secreto del Unicornio, uno de los más populares tomos de la colección, apropiándose de algún pasaje de otras entregas como El cangrejo de las pinzas de oro (en una buena maniobra para presentar a neófitos al Capitán Haddock) o El tesoro de Rackham el Rojo, en lo que podría ser punto de partida de las secuelas venideras. La historia en sí, tan propia de Tintín, sólo pretende avivar la llama por desentrañar el enigma: un encaste familiar maldito, un tesoro perdido en medio del océano. Suficiente promesa para embarcar al periodista, a su fiel Milú y a todos nosotros en un sinfín de peripecias.

El avispado flequillo y el ebrio marinero malhablado.

No obstante, más allá de sus relatos, Hergé encandilaba con un estilo visual icónico, de una capacidad gráfico-descriptiva inusual para la época (más de 80 años desde la publicación de En el país de los soviets), pero sobre todo evidenciaba una conexión total con sus lectores, pues Tintín era un chaval admirable, un perfecto boy-scout con el que todo niño podía empatizar y recorrer el mundo entero. Leyéndolo, de pronto uno se sentía capaz de desarmar a un traficante de opio, descifrar el arcano de una momia inca o alunizar en un cohete de ajedrezado pop.

De la primera de las virtudes antes reseñadas, la inconfundible estética de su dibujo, el tándem Spielberg-Jackson hacen doctorado. Frente al brete de rodar en imagen real o animada, la sorprendente mixtura del aquí perfeccionadísimo capture motion conforma un homenaje al trazo de Hergé verdaderamente admirable. Atractivo, agradable y con una infinidad de posibilidades en las secuencias de acción, el filme se lanza a explorar dichas oportunidades con un refrescante aire: acertados guiños al mundo del tebeo se acompasan con las trepidantes escenas en un ejercicio de entretenimiento realmente logrado.

Sin embargo, la primordial de las bondades mencionadas, aquella empatía infantil que incitaba a la lectura y la imaginación, tal vez quede aquí parcialmente sepultada por cierta ligereza narrativa, por la omnipresente fanfarria o, más probablemente, por el escaso tiempo dedicado a presentarnos al Tintín que fruncía el ceño y sonrojaba su rostro cuando una injusticia se cometía ante sus ojos. Algo de aquella personalidad se añora en esta amena composición cinematográfica. Quizás en las (seguras) próximas entregas se vaya cincelando nuestro valiente héroe. O tal vez los nuevos tiempos exijan otros protagonistas y otros ritmos para interesar a los muchachos. O simplemente, casi con toda seguridad, será que la nostalgia de quien aquí escribe le impide apreciar el mismo ramillete de sentimientos en este filme que entre las tapas de aquellos inolvidables álbumes tomados en préstamo de la biblioteca municipal.

Tintín en el foco del blockbuster.

Compartir
Comentarios (3)
  • barry lyndon

    Respeto el género, pero a mí no me van demasiado estas aventurillas cazatesoros e Indianajonescas, aunque Tintín es así mucho antes que Indy, eso está claro. Es algo muy particular. Reconozco los méritos de la cinta como entretenimiento. Sobre sus logros técnicos y el diseño de producción no hay debate, en este aspecto es soberbia (aunque el 3D sigue siendo la engañifa oscurecepantallas de casi siempre). Para mi gusto se le va bastante la mano con la acción destartalada, pero desde luego estas cosas quedan mejor (o menos mal) en animación que en películas de acción real.

  • Jose Garcia Martinez  - Probablemente, la película del año.

    Entretenido largometraje para todos los públicos que recoge toda la esencia de los cómics de Tintín, en el que nunca decae el ritmo, y te mantiene atento a la pantalla, un estilo muy clásico con una tecnología muy avanzada. Aventura, acción, humor, espectáculo, el tono, el ritmo, la concepción de los personajes, los exóticos escenarios, los combates, la vibrante banda sonora de John Williams subrayando abusivamente las imágenes, todos estos ingredientes son los que forman la que seguramente sea la película del año este que se acaba. Espectacular el trabajo técnico, desde los títulos de crédito hasta el final. Perfección absoluta en los rasgos de los personajes y en los escenarios, persecuciones inconcebibles (para cualquiera que no sea Spielberg, claro), planos secuencia alucinantes, acción vertiginosa y auto homenajes más que evidentes (hay un par de momentos, especialmente el de la moto y el sidecar, que están calcados de “En busca del arca perdida”).

  • Sr.Bean

    Pues a mi me ha parecido un pedete. No se alteren, que de factura técnica van sobrados, indiscutible. Pero el resto a mi me parece insulso e insuficiente. Lo que más me gusto, quizás, fue el personaje de Haddock y se agradece hasta cierto punto el ritmo.

    Nada, aun sigo esperando al Spielberg de antaño, que no regresa con Tintín y mucho menos con el caballo anabolizado.

    Un saludo.

    P.D: lo mismo soy yo, pero me ha parecido ver varios guiños a diferentes películas de Spielberg, incluida PJ :S
    P.D2: se va realizar crítica de Asesinos de ÉLite???

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook