VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Los amos de Brooklyn
Escrito por Barry Lyndon   
Viernes, 23 de Septiembre de 2011


Valoración espectadores: 6.00

Los amos de Brooklyn (Antoine Fuqua, 2009)

Valoración de VaDeCine.es: 5.8

Los amos de Brooklyn (Antoine Fuqua, 2009)Título original: Brooklyn's Finest
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2009 Duración: 132 min.
Dirección: Antoine Fuqua
Guión: Michael C. Martin
Fotografía: Patrick Murguia
Música: Marcelo Zarvos
Intérpretes: Richard Gere (Eddie), Don Cheadle (Tango), Ethan Hawke (Sal), Wesley Snipes (Casanova)

Página web
Trailer

Tras la notable Training Day, Antoine Fuqua sigue buscando sin éxito el golpe de mano que le devuelva al primer nivel. Hace tiempo que se ha alejado de la senda. Quizás por ello haya decidido emparentar su última película con aquel turbio policiaco -más bien retrato de policías- que en 2001 presentara sus credenciales como director prometedor. El problema es que repetir temáticas y ambientes tampoco parece la mejor idea para despegar definitivamente. Y es que, aunque su nuevo trabajo cristaliza en un drama potable, pesa demasiado la inevitable comparación con su intensa antecesora.

Gere respira. Esta vez se encuentra en la lista de aprobados

Con Los amos de Brooklyn Fuqua nos devuelve a una salvaje jungla urbana. La caótica New York se presenta como escenario perfecto donde poder desarrollar a sus hastiados personajes. Allí, en una lograda atmósfera asfixiante, tres son las figuras protagonistas con las cuales se pretende representar varios moldes dentro del cuerpo policial. Valiéndose de ellas, degustamos con cierto interés la perspectiva de distintos tipos de agente angustiados desde diferentes flancos. Prestan talento tres actores realmente acertados: Ethan Hawke, Don Cheadle y Richard Gere; un trío de ases que gana la partida a la hora de hacer creíble esta cinta. De los dos primeros ya se esperaba lo mejor; del tercero sorprende gratamente su medida interpretación de un patrullero quemado hasta el tuétano. Podría decirse que sus entregadas actuaciones son lo mejor de la obra. La dirección luce solvente y su ambientación resulta brillante, pero es la inspiración del reparto la que otorga verdadera enjundia cinematográfica al conjunto. Cierto es que las tres historias que estos protagonizan llegan a interesar, conteniendo material suficiente como para crear una película por sí mismas; sin embargo, y he aquí una de las taras del proyecto, éstas están tan plagadas de estereotipos que la función apenas tiene capacidad para sorprendernos más allá de sus primeros minutos.

Así pues, asumida la escasa originalidad de sus tramas individuales, el gran reto del guión parece tener que residir sí o sí en el casado de las tres narraciones. Del funcionamiento y personalidad de éste dependerá el veredicto. Pero es aquí donde poco o nada convence. Su grosero desenlace sencillamente no cuaja y la cinta no logra escapar de la mediocridad. No ayuda el forzado trazado operístico y menos aún la trasnochada justicia divino-deontológica que remata una cinta concluida de manera menos coherente de lo que prometía. En definitiva, las aspiraciones del film se esfuman ante la nula contundencia de un final tan pretencioso como decepcionante.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook