VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Malas tierras
Escrito por Barry Lyndon   
Miércoles, 14 de Septiembre de 2011


Valoración espectadores: 9.00

Malas tierras (Terrence Malick, 1973)

Valoración de VaDeCine.es: 9

Malas tierras (Terrence Malick, 1973)Título original: Badlands
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1973 Duración: 95 min.
Dirección: Terrence Malick
Guión: Terrence Malick
Fotografía: Brian Probyn, Tak Fujimoto, Stevan Larner
Música: George Tipton, Carl Orff, Gunild Keetman
Intérpretes: Martin Sheen (Kit), Sissy Spacek (Holly), Warren Oates (Father), Ramon Bieri (Cato), Gary Littlejohn (Sheriff)


Trailer

A grandes rasgos, tres aspectos destacan en la rotunda y parca filmografía de Terrence Malick: su poderío visual, el poético modo de narrar y la carga filosófica de sus propuestas. Este trío de características irrumpen con fulgor en su ópera prima, Malas Tierras, donde queda patente la singularidad de un realizador dotado de una especial perspectiva sobre la existencia. Con éste, su sobresaliente debut, Malick construye una desconcertante road movie que no permite al espectador acomodarse desde ningún punto de vista. Su interesante devenir nos descoloca; es inquietante, siempre sorprendente y gélido. El fatalismo de sus protagonistas resulta desolador y alarmante por cuanto encierra de posible dentro de nuestra sociedad. Que ésta genera monstruos es un hecho. Que estos sean capaces de amar y matar a la vez es algo que siempre dará que pensar.

Ella espera de su bajito novio que se cumpla la regla

La vibración de la insólita pareja compuesta por Martin Sheen y Sissy Spacek no da tregua en la cascada de sensaciones que su relación desata. Sus turbadores personajes ofrecen todo cuanto un actor con ambición podría desear. Él, gestual e impetuoso, definitivamente fascinante, es un joven perdido que encuentra una peculiar manera de trascender y escapar de su condición marginal. Su visión del mundo, y sobre todo la manera en que cree poder ubicarse y dejar huella en éste, nos pone los pelos de punta. Pero ella, la novia del sociópata, una cándida adolescente, dulce y aparentemente dotada de lucidez, quizás es aún más escalofriante en su grotesca indiferencia y pasividad. Juntos forman un par espeluznante, capaz de cualquier cosa entre conversaciones triviales, escabrosa moralidad y conflictos consigo mismos. Un dulce para dos intérpretes que pronto se convertirían en estrellas del cine.

La influyente y violenta exposición de esta creíble huida hacia ninguna parte (de hecho inspirada en una historia verídica) se muestra absorbente y enérgica de principio a fin. El inteligente y rico desarrollo se aparta de senderos transitados por cualquier género en el que nos apetezca enmarcarla. Para ello, el cineasta texano usa con maestría un recurso que ya será parte de su sello, utilizando el patetismo de la narración en off de Spacek como hilo conductor de unos hechos plasmados con poderosas secuencias que, no relacionadas plenamente con el texto de la voz y aderezadas con una música contradictoria, vienen a presentar todo lo acontecido con originalidad, gran vigor y una soltura pasmosa. La maravillosa ambientación e iconografía de la época harían el resto para convertir la cinta en una obra imperecedera, constituyendo una extraña joya que ningún aficionado al cine menos convencional debe perderse.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook