VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
El último exorcismo
Escrito por Dr. Manhattan   
Viernes, 13 de Mayo de 2011


Valoración espectadores: 4.50

El último exorcismo (Daniel Stamm, 2010)

Valoración de VaDeCine.es: 4.5

El último exorcismo (Daniel Stamm, 2010)Título original: The last exorcism
Nacionalidad: EE.UU, Francia
Año: 2010 Duración: 87 min.
Dirección: Daniel Stamm
Guión: Huck Botko, Andrew Gurland
Fotografía: Zoltan Honti
Música: Nathan Barr
Intérpretes: Patrick  Fabian (Cotton Marcus), Ashley Bell (Nell), Iris Bahr (Iris), Louis Herthum (Louis Sweetzer), Caleb Landry Jones (Caleb Sweetzer)

Página web
Trailer


Otra de exorcismos. El género de moda hoy día, parece, ya que no pasan un par de meses sin que se estrene un nuevo film de este subgénero del terror, prácticamente ya un género en sí mismo. La posesión de Emma Evans, El rito, y ahora El último exorcismo, del debutante Daniel Stamm, son los últimos ejemplos al respecto.

Siempre cabe hacer referencia a la obra fundacional de William Friedkin en una reseña de esta índole, y la película que nos ocupa también se presta a ello, ya que no son pocos los guiños hacia ella que acumula en su haber. Sin embargo, su aproximación a la temática es bien diferente, y tiene más que ver con ese nuevo cine de terror de corte realista y tono documental surgido a raíz de El proyecto de la bruja de Blair que con cualquier atisbo de orden clásico, ni tan siquiera evidentemente comercial, porque a pesar de su gran resultado en taquilla (fue número 1 en USA) y de lo que a priori pudiera parecer, no puede considerársela un producto de fácil masticado y posterior digestión para el gran público, por su misma estructura dramática, poco dada al exhibicionismo fácil. 

El afanado Cotton

El último exorcismo se adhiere desde sus planos iniciales a las formas de un falso documental que sigue las andanzas de un joven predicador. Se puede constatar, ya desde el inicio, la irónica aproximación que Stamm realiza, alejándose de la habitual seriedad de este tipo de productos para dirigir una mirada ciertamente crítica hacia toda la parafernalia que rodea al mundo de la religión y sus sermones (Cotton Marcus, el protagonista, reconocedor de sus propias engañifas, se burla en primer plano de sus fieles en una de sus monsergas cuando les recita cómo deben realizar un pastel de bizcocho con chocolate y estos afirman “amén” sin rechistar ni reflexionar sobre el absurdo de sus palabras en ese contexto). No obstante, y como prueba de su fé y de sus capacidades, se aventura en un último exorcismo, llamado por un padre que cree que su hija se encuentra poseída por el mismo diablo.

Apenas hay acción a lo largo de la trama, tampoco sustos relevantes, así como muy poco efectismo, lo cual es muy de agradecer en una producción de estas características. Existe, por contra, la intención de interrogar al espectador acerca de cuál es la verdad detrás del estado de la joven atendida: ¿está realmente poseída, sin que existan, por tanto, causas racionales que expliquen su sufrimiento; o más bien se trata de un estado de enajenación psicológica causado por la presión externa a que se ve sometida, tanto a nivel familiar como social, teniendo en cuenta el ambiente ultracatólico y tradicional en que se ve inmersa? En ningún caso, el diálogo inherente a tal situación resulta del todo brillante, encontrándose demasiada verborrea irrelevante a pesar de la escasa duración de la cinta.

Nell, ¿la poseída?

Lástima que la sugerente -y por momentos extremadamente tensionante- puesta en escena se vea dañada por evidentes fallos de planificación formal (¿varios puntos de vista simultáneos conseguidos por una sola cámara y en una grabación supuestamente lineal y sin editar?), y se vea finalmente tirada por la borda debido a un final demasiado esclarecedor, rotundo y repentino, en disonancia con lo anteriormente visto.


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook