La verdad es que es una película muy disfrutable. A mi entender a Malkovich se le va un poco la mano con su personaje contagiado, quizá, por el histrionismo necesario de Dafoe. Pero en cualquier caso, recomendable, desde luego.