VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Nosferatu, Vampiro de la Noche
Escrito por Barry Lyndon   
Martes, 12 de Agosto de 2008


Valoración espectadores: 7.29

Nosferatu, vampiro de la noche (Werner Herzog, 1979)

Valoración de VaDeCine.es: 7

ImageTítulo original: Nosferatu, Phantom der Nacht
Nacionalidad: Alemania
Año: 1979 Duración: 106 min.
Dirección: Werner Herzog
Guión: Werner Herzog
Fotografía: Jörg Schmidt-Reitwein
Música: Popol Vuh
Intérpretes: Klaus Kinski (Conde Drácula),  Isabelle Adjani (Lucy Harker), Bruno Ganz (Jonathan Harker)
Trailer


La verdad, nunca he sido defensor de los remakes (salvo traducciones de buenas historias a otro género, como experimentó con éxito Sergio Leone con el cine de Kurosawa). Normalmente, no apruebo sus objetivos meramente comerciales y considero su elaboración, en casi la totalidad de los casos, un ejercicio de falta de creatividad manifiesta que afortunadamente jamás logra alcanzar la gloria cinematográfica que sí poseen muchos de los clásicos originales. Esta es la penitencia que tendrá que cargar justamente esta película de Werner Herzog que, pese a ser bastante notable y contar con el beneplácito de la crítica en general, jamás se acercará a la categoría legendaria de la obra maestra de la que procede: la fascinante y aterradora Nosferatu, de F. W. Murnau, del año 1922.

Image

En esta ocasión, como digo, el resultado del remake es un buen film de terror que casi en su globalidad se ciñe a la obra de Murnau (a su vez, como es sobradamente conocido, es una de las más exitosas y míticas versiones de la célebre novela "Drácula" de Bram Stoker), recreando Herzog en su trabajo el mismo argumento que en la original, con algunas sensibles diferencias respecto a ésta como la utilización, esta vez sí, de nombre propios que aparecen en el libro, como el del mismísimo Conde Drácula, llamado Orlok en la cinta de 1922, o la apreciable variación del final de la película.

La propuesta es legítima, pues obviamente la técnica cinematográfica de 1979 otorga la posibilidad de hacernos llegar la historia con sonido, color y efectos imposibles 57 años antes. No obstante, la clave de la obra de F.W. Murnau, que no es otra que la fabulosa recreación de su fantástico protagonista, es algo independiente al paso del tiempo o las mejoras tecnológicas, resultando la magistral labor de Max Schreck arrolladoramente superior a la tan sólo correcta interpretación de un Klaus Kinski enfrentado a un mito imposible de mejorar por su inamovible condición de gran icono de la historia del cine. La imagen grabada a fuego en la mente del espectador relacionada con la palabra "Nosferatu" siempre ha sido, es y será la que nos regaló Schreck hace casi un siglo, mostrando con ello la conmovedora esterilidad del esfuerzo de un remake que, al menos, sí consigue ganar el afecto del público por su estupendo acabado y sincera pretensión de homenaje al clásico alemán, contando además con un muy limitado presupuesto.

Image

Olvidando las comparaciones y centrándonos tan sólo en esta película, entre sus aciertos cabe destacar la excelente ambientación, creando una inquietante atmósfera que sumerge con eficacia al espectador en el melancólico y siniestro mundo del Conde Drácula sin utilizar la oscuridad de la noche necesariamente. Un sutil manto de terror salpicado de bellas imágenes invade la obra, marcando un ritmo lento especialmente misterioso muy interesante por lo que tiene de innovador en el género. En cuanto al reparto, si bien Kinski, como ya tratamos, tiene la difícil misión de estar a la altura en su papel del vampiro, cumpliendo el trabajo con corrección, sí hemos de aplaudir la gran labor de la pareja de actores que interpretan al matrimonio Harker: Isabelle Adjani (Lucy) sensacionalmente expresiva, bella y gótica; y Bruno Ganz (Jonathan), muy firme y seguro en su personaje.

En conclusión, Nosferatu , el Vampiro de la Noche, volará para siempre en nuestro recuerdo irremediablemente lastrado por su naturaleza de remake, aunque sus innegables virtudes como film singular le otorgan el reconocimiento del público y la honorable posibilidad de huir de la consideración de "prescindible", que tantos otros títulos de compartida procedencia poseen por el bien del cine y su sana regeneración.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook