VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
En la boca del miedo
Escrito por Inmafun   
Viernes, 08 de Agosto de 2008


Valoración espectadores: 8.71

En la boca del miedo (John Carpenter, 1995)

Valoración de VaDeCine.es: 6.8

ImageTítulo original: In the mouth of madness
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1995 Duración: 95 min.
Dirección: John Carpenter
Guión: Michael de Luca
Fotografía: Gary B. Kibbe
Música: John Carpenter, Jim Lang, Dave Davies
Intérpretes: Sam Neill (John Trent), Julie Carmen (Linda Styles), Jürgen Prochnow (Sutter Cane),Charlton Heston (Jackson Harglow)
Trailer

 

En esta doble metáfora sobre el poder de los medios divulgativos y la creación de dioses mediáticos, Carpenter da lo mejor de sí mismo y nos transporta a un complejo universo de realidades engañosas y de perspectivas opuestas.

Todo comienza cuando John Trent (Sam Neill), investigador de fraudes en agencias de seguros, es contratado por una compañía para investigar la misteriosa desaparición de Sutter Cane, un escritor de novelas de terror que se ha convertido en todo un ídolo de masas. Ante el inminente lanzamiento de su última novela, algunos de sus más fervientes admiradores han experimentado una serie de psicopatologías y alucinaciones que han desembocado en una ola de violencia y vandalismo. John sospecha que los acontecimientos son una mera maniobra publicitaria y su escepticismo encontrará su contrapunto en el personaje de Julie Carmen, editora de la compañía y fan confesa de la obra de Cane. Juntos iniciarán la búsqueda del afamado escritor con el objetivo de arrojar luz sobre el caso.

Image

Cuando un guión presenta tal complejidad, resulta difícil salir airoso (por no decir imposible). Sin embargo, en este caso, Carpenter logra un resultado bastante aceptable y consigue salvar los muebles, si bien el conjunto presenta algunos cabos sueltos e incoherencias que no desmerecen en exceso el todo que conforma la cinta. Jugando siempre la baza del vaso medio vacío o medio lleno, el director nos acerca a esa delgada línea que separa la realidad de la fantasía y que cruza en un sentido u otro en ocasiones haciendo perder el norte al espectador al igual que lo hace el protagonista.

La actuación de Sam Neill a veces roza la teatralidad, si bien va muy acorde con el tono general de la cinta. Charlton Heston, en el papel de director de la compañía se mantiene en un acertado segundo plano, para finalmente convertirse en una pieza clave en la toma de conciencia del protagonista. Todo un secundario de peso.

Image

El aire ochentero invade la obra a pesar de haber sido rodada ya entrados los noventa. Sin embargo esta estética, que a priori puede considerarse un hándicap, va muy acorde con la atmósfera viciada e insana que nos presenta el director. Los efectos especiales y el maquillaje van en consonancia con el bajo presupuesto con que contó el film. Carpenter aprovecha las carencias para introducir kétchup y prótesis viscosas, obligándonos a asumir que, en esencia, estamos ante una película de serie B, pero con una economía algo más solvente.

En este tributo a Lovecraft y a Stephen King, John Carpenter demuestra (una vez más) que es uno de los más completos y experimentados directores dentro del cine de terror. Si tenemos en cuenta lo bajo que anda el listón dentro del género actualmente, descubrir (o redescubrir) trabajos tan elocuentes resulta siempre digno de agradecer.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook