VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Moonlight (amor en fuga)
Escrito por Inmafun   
Lunes, 04 de Agosto de 2008


Valoración espectadores: 7.50

Moonlight (Paula van der Oest, 2002)

Valoración de VaDeCine.es: 4.5

ImageTítulo original: Moonlight
Nacionalidad: Holanda
Año: 2002 Duración: 90 min.
Dirección: Paula Van der Oest
Guión: Carel Donck
Fotografía: Guido Van Gennep
Música: Fons Merkies
Intérpretes: Laurien Van den Broeck (Claire), Hunter Bussemaker (Chico afgano), Johan Leysen (padre), Jemma Redgrave (madre), Andrew Howard (traficante jefe)

Página web
Trailer

Moonlight es una de esas películas que engancha sólo por el mero hecho de ver dónde y cómo va a acabar todo. ¿Cuál es entonces el problema? Pues que el paréntesis que sigue al título en inglés (amor en fuga), como podéis observar, destripa sin piedad el nudo de la obra. Mala costumbre ésta.


A pesar de presentar un toque de originalidad y efectismo muy en consonancia con el cine de los directores independientes actuales, los fallos de guión y lo inverosímil de la trama hacen de esta cinta un mero ejercicio de transgresión social sin ningún tipo de fundamento.

Image

Todo comienza cuando Claire, una niña de de 12 años de edad que vive con sus padres adoptivos, experimenta su primera menstruación. Asustada, corre hacia el cobertizo del jardín y allí encuentra de manera fortuita a un joven afgano de su misma edad que ha sido herido de bala. Más adelante, la joven Claire, mientras le proporciona en secreto la atención que necesita, descubrirá que el muchacho es un porteador de cocaína y que está siendo buscado por unos despiadados traficantes.


El caos argumental comienza desde los primeros minutos de cinta. Si una niña de 12 años se encuentra a un herido de bala, por muy madura que sea, lo lógico es que se asuste y avise corriendo a sus progenitores. Pero no queda ahí la cosa. Como ya he mencionado, el primer periodo supone un trauma para Claire, sin embargo no duda en curar las ensangrentadas heridas de bala de su nuevo amigo con una naturalidad sorprendente. Si a esto añadimos que el joven afgano se pasa toda la película corriendo de acá para allá con varios balazos y sin recibir asistencia médica, podemos hacernos una idea de lo surrealista de la trama. De los devaneos con la droga de ambos ya ni hablamos.


Image

Además, la historia recurre con asiduidad a la más desagradable de las escatologías. La directora no escatima en mostrarnos con todo lujo de detalles aquello que, a sus ojos, puede resultar impactante, pero que a los nuestros, puede causarnos una mala digestión si hemos decidido ver la película tras una opípara cena.


Bien es cierto que en ciertos momentos la película destila personalidad y brillantez, pero quizá la falta de madurez profesional de Paula van der Oest (éste es su segundo trabajo) hace que el conjunto tienda a la pedantería más que a lo innovador. Sin embargo, la sensación residual que deja la cinta no es del todo nefasta ya que, en ocasiones, avistamos indicios deun carácter propio a medio desarrollar. Puede que en el próximo intento de la directora avistemos un ahora incipiente talento que, en esta ocasión, se ha quedado a medio camino.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook