VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Cyrano de Bergerac
Escrito por Barry Lyndon   
Lunes, 04 de Agosto de 2008


Valoración espectadores: 6.78

Cyrano de Bergerac (Jean-Paul Rappeneau, 1990)

Valoración de VaDeCine.es: 6,5

ImageTítulo original: Cyrano de Bergerac
Nacionalidad: Francia
Año: 1990 Duración: 135 min.
Dirección: Jean-Paul Rappeneau
Guión: Jean-Claude Carrière & Jean-Paul Rappeneau (Obra: Edmond Rostand)
Fotografía: Pierre Lhomme
Música: Jean-Claude Petit
Intérpretes: Gérard Deperdieu (Cyrano), Vincent Pérez (Christian), Anne Brochet (Roxane), Jacques Weber (Conde de Guiche)
Trailer


El poder de las palabras considerado en una medida superlativa es la base de una película inundada por la rima y la locuacidad, elementos que estoy encantado de poder saborear de vez en cuando en el cine gracias a títulos como éste, o el controvertido Romeo + Julieta, (Baz Luhrmann, 1996), obras que cuentan con un guión elaborado casi en su totalidad en verso, y que dotan a la película de un particular ritmo, quizás no del agrado de todos los espectadores, pero que sin duda resulta cautivador para muchos otros.

Image

Esta versión del clásico teatral encuentra en Gérard Depardieu a un actor perfecto para el papel principal de este soldado poeta tan diestro con las palabras como peligroso con la espada. Cyrano es un carismático oficial militar con un talento desmesurado para la rima, contando con una agudeza, ingenio y arrogancia sin parangón en el París del siglo XVI, capaz de captar la atención de todos allá donde vaya. Sin embargo, el personaje lleva en su interior un tormento causado por su grotesca nariz que le llena de complejos en el campo del amor, donde considera que cuenta con escasas opciones de ser deseado, en particular, por la mujer que ama en secreto, Roxane (Anne Brochet), prendada a su vez de un apuesto cadete, Christian (Vincent Pérez), al servicio de Cyrano que, sin embargo, carece de desparpajo y ocurrencia para la poesía, cualidades que la dama aprecia tanto, o incluso más, que la apariencia física; realidad ésta que nuestro héroe desconoce.

La obsesión por su fealdad le hace incapaz de expresar sus sentimientos, terminando por desahogar sus emociones a través del joven deseado por Roxane, del cual, gracias a las cartas y palabras puestas en su boca por Cyrano, cae profundamente enamorada la bella muchacha. Esta dolorosa y conmovedora historia de amor oculto es la que debería dotar, aunque no lo consigue por completo, de sensibilidad a una película que cuenta con grandes virtudes pero que adolece también de algunos desaciertos.

Image

Y es que, pese a su excelente ambientación y gran actuación de Depardieu, las flojas interpretaciones de Brouchet y Pérez, trabajando un texto el suyo que tampoco es muy bueno, todo hay que decirlo, hacen que el triángulo amoroso no termine de funcionar, destacando Cyrano tanto entre ellos que no llegas a entender cómo tan distinguido y brillante personaje queda a merced de los dos insulsos jóvenes, pese a su enorme nariz. Algo no encaja correctamente en la romántica historia, perdiendo así parte de su fuerza, sobre todo en determinados momentos del relato en los que a Cyrano debería quedarle bastante claro que cuenta con verdaderas opciones de ser amado y, sin embargo, no aprovecha su oportunidad.

La cinta además resulta algo irregular, contrastando momentos verdaderamente lúcidos y emocionantes, en los que el espectador no puede apartar la mirada de la pantalla, con otros sensiblemente aburridos incapaces de mantener el ágil ritmo del comienzo de la obra en su magnífico duelo inicial.

En definitiva, una película interesante que, pese a no terminar de cuajar, tiene muy buenas intenciones y merece ser disfrutada, sobre todo por las ocurrentes rimas de un correcto guión adaptado en gran medida, como digo, para las apariciones y lucimiento de un Depardieu que no desaprovecha la ocasión de resaltar.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook