VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Perdita Durango
Escrito por Rolo Tomasi   
Jueves, 23 de Diciembre de 2010


Valoración espectadores: 7.50

Perdita Durango (Alex de la Iglesia, 1997)

Valoración de VaDeCine.es: 5,5

Perdita Durango (Alex de la Iglesia, 1997)Título original: Perdita Durango
Nacionalidad: Mexico - EEUU - España
Año: 1997 Duración: 126 min.
Dirección: Alex de la Iglesia
Guión: Barry Gifford, David Trueba, Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría, según la novela "59° and Raining: The Story of Perdita Durango" de Barry Gifford.
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Música: Simon Boswell
Intérpretes: Rosie Perez (Perdita Durango), Javier Bardem (Romeo Dolorosa), Harley Cross (Duane), Aimee Graham (Estelle), James Gandolfini (Willie 'Woody' Dumas)

Trailer

Impulsado por el enorme éxito de El día de la bestia (1995), a Alex de la Iglesia no le tembló el pulso para ponerse al frente de la película más cara de la historia del cine español hasta ese momento.  Con sus más de seis millones de euros de presupuesto y menos de tres en taquilla, la prohibición de exhibición en Irlanda, y su censura en varios países más por su desprejuiciado acercamiento a la violencia, Perdita Durango es, sin lugar a dudas, la película maldita de su director. Todo un salto sin red de proyección internacional que estaba condenado al ostracismo desde su estreno.

De la Iglesia se ha caracterizado durante toda su carrera por su gusto a la hora llenar sus películas de violencia pero, a diferencia de lo habitual, en Perdita Durango esta violencia es profundamente desagradable, nada lúdica. El director vasco la muestra con gran crudeza y, a pesar de sus tremendos excesos, con un realismo hiriente. Sus protagonistas, Perdita Durango y Romeo Dolorosa, disfrutan de su condición de psicópatas durante todo el metraje y ni siquiera la inclusión de algunos rasgos en su personalidad, como los celos de Perdita, logra reducir la enorme distancia emocional que los separa del espectador. Nada de lo anterior lo convierte en una mala película, pero sí la avoca a la muerte comercial.

Javier y Rosie dale que dale

Otros de los aspectos más destacados de este tercer trabajo del actual director de la Academia de cine es la carga erótica que desprende en cada imagen. Incluso en las escenas sin sexo explícito, una espectacular Rosie Perez impregna sus planos de una sensualidad que se derrama por la pantalla. La química con Javier Bardem funciona a pleno rendimiento convirtiéndolos en una especie de Bonnie y Clyde sobrehormonados y desprovistos de su aire de Robin Hood.

A pesar de los excesos ya comentados, y como se confirmaría en Los crímenes de Oxford (2008), la traducción del imaginario de de la Iglesia al mundo anglófono pierde parte de su fuerza original. En especial, la vis cómica, tan presente en sus trabajos españoles y clave para su éxito popular, sólo aparece de forma esporádica y en más de una ocasión se tiene la sensación de que los chistes tendrían mucha más gracia pronunciados por alguno de sus colaboradores habituales.

Los hermanos Bardem, primos en la ficción

Siendo una película altamente irregular, como toda la obra de su director, Perdita Durango es una película a reivindicar como perro verde en el cine español, difícil de ver pero satisfactoria a la hora de contar una historia provocadora, atrevida y libre de ataduras que viene a mostrar que hasta los peores monstruos son capaces de amar, aunque sea de una forma muy peculiar.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook