VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La Momia: La tumba del Emperador Dragón
Escrito por Mr. Sandman   
Martes, 05 de Agosto de 2008


Valoración espectadores: 4.25

La Momia 3 (Rob Cohen, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 3

ImageTítulo original: The Mummy: Tomb of the Dragon Emperor
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 2008 Duración: 112 min.
Dirección: Rob Cohen
Guión: Alfred Gough y Miles Millar
Fotografía: Simon Duggan
Música: Randy Edelman
Intérpretes: Brendan Fraser (Rick); Jet Li (Emperador Han) ; John Hannah (Jonathan) ; María Bello (Evelyn)

Página web
Trailer


¿Qué podíamos esperar de esta tercera parte teniendo en cuenta las anteriores? Bien poco, la verdad. Veamos. La primera parte (La Momia, Stephen Sommers, 1999) era una versión ligera de Indiana Jones a la que se añadía algún elemento de terror de palomitas, como el monstruo protagonista del título o ciertos bichos con mala leche (los escarabajos asesinos, vamos). Se dejaba ver y era un entretenimiento bastante digno. En su continuación (El regreso de la momia, Stephen Sommers, 2001 ) se optó por lo que se suele hacer en las segundas partes (¿verdad, señores Wachowski?), o sea, añadir más de todo, de forma que el resultado era abrumador pero para mal, además de acentuar el carácter familiar de la saga con la inclusión del niño. Y finalmente, nada menos que siete años después se nos presenta una innecesaria (pocas no lo son) y anodina continuación.

Aquí hay para todos. El guión tiene la originalidad de un anuncio de detergente, componiéndose de semi-plagios de otras películas (un cabaret en el lejano Oriente, un ejército de muertos que ayuda a los protagonistas...) y descartes de las otras entregas de la saga. Tenemos una tonta historia de amor, el personaje secundario gracioso que no hace gracia e incluso un malo que no impone nada de nada. Todo es, por supuesto, una excusa (McGuffin, que dirían otros) para mostrarnos escenas de acción con efectos especiales que a veces cantan que da gusto pero sin pizca de gracia ni emoción. Los actores están francamente mal, sobre todo un Brendan Fraser que repartiendo mamporros o poniendo cara de cachopán da el pego pero al que no se le puede pedir nada más. El cambio de Rachel Weisz por María Bello no hace ningún favor y la parte "china" del reparto hace lo que se espera de ellos, dar alguna patada voladora y aportar exotismo. Además, también tenemos a un hijo jovenzuelo con gafas de aviador que ni siquiera sirve para defenestrar más la película (como pasaba en Indy 4), porque es tan soso y previsible que nos da igual si consigue a la chica o se muere o lo que sea.


Image

Por su parte, el director no aporta absolutamente nada nuevo ni reseñable al conjunto, limitándose a poner la cámara sin molestar y a moverla mucho cuando llega la acción, para que todo parezca más trepidante (y confuso) si cabe. Incluso la música me dejó una contínua sensación de deja-vù.

El único momento en el que realmente parece que los responsables de la peli hacen un guiño al público y medio se disculpan por un producto tan mediocre es cuando el personaje de John Hannah exclama ante la aparición del dragón del título "¿Pero y ahora de dónde sale el bicho este de tres cabezas?". Porque aunque parezca mentira, la única explicación a eso está ahí, en el título de la cinta, ya que en ningún momento se menciona un dragón o que al Emperador se le llame Dragón ni nada parecido en el resto del metraje. También puede ser que justo ese momento coincidiese con una de mis cabezadas, eso ya sería otra cosa...

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook